Biografía de Eduardo de Hinojosa y Naveros

Si has llegado hasta aquí es porque tienes consciencia de la importancia que detentó Eduardo de Hinojosa y Naveros en la historia. Cómo vivió y las cosas que hizo durante el tiempo que estuvo en este mundo fue determinante no sólo para quienes frecuentaron a Eduardo de Hinojosa y Naveros, sino que posiblemente produjo una señal mucho más profunda de lo que logremosfigurar en la vida de personas que tal vez nunca conocieron ni conocerán ya nunca a Eduardo de Hinojosa y Naveros en persona.Eduardo de Hinojosa y Naveros fue uno de esos seres humanos que, por alguna razón, merece ser recordado, y que para bien o para mal, su nombre nunca debe borrarse de la historia.

Comprender lo bueno y lo malo de las personas destacadas como Eduardo de Hinojosa y Naveros, personas que hacen rotar y transformarse al mundo, es una cosa esencial para que podamos poner en valor no sólo la existencia de Eduardo de Hinojosa y Naveros, sino la de toda aquellas gentes que fueron inspiradas por Eduardo de Hinojosa y Naveros, personas a quienes de de una forma u otra Eduardo de Hinojosa y Naveros influenció, y por supuesto, comprender y entender cómo fue vivir en el periodo histórico y la sociedad en la que vivió Eduardo de Hinojosa y Naveros.

Vida y Biografía de Eduardo de Hinojosa y Naveros

(Alhama, 1852 - Madrid, 1919) Jurisconsulto e historiador español. Miembro del Partido Conservador, ocupó el cargo de gobernador civil de Valencia y de Barcelona y fue director general de Instrucción Pública. Profesor de la Universidad de Madrid y académico de la de Historia, se especializó en historia de las instituciones jurídicas y del derecho español, en particular del medieval, y fue el primero en dar a esta disciplina un carácter científico.

Sus numerosas obras sirvieron de fundamento para múltiples trabajos posteriores, y su Historia general del derecho español (1887), que termina con los visigodos, se utilizó como manual en las universidades españolas durante mucho tiempo. También hay que citar Historia del Derecho romano (1880-85), Origen y vicisitudes de la pagesía de remensa en Cataluña (1902) y El elemento germánico en el derecho español (1915).

A Eduardo de Hinojosa se le considera el verdadero renovador de los estudios de historia jurídica en España y el fundador de la moderna escuela española de cultivadores de esta disciplina. Su Historia del derecho español (Madrid, 1887, reimpresa en 1925), obra de juventud, representa el punto de transición de su orientación romanista a la germanista. En efecto, en su tomo I, único publicado, el autor presentaba una exposición sistemática del derecho de los pueblos primitivos de la Península, del de la España romana sobre todo, y unos capítulos iniciales sobre el de la época visigoda, que no llegó a desarrollar.

Las dificultades para poder ofrecer una acabada síntesis del derecho de las épocas sucesivas, por falta de suficiente elaboración monográfica, le hicieron detener la publicación de esta obra, decidiéndose entonces a investigar sobre las fuentes medievales, para ir estudiando distintos aspectos e instituciones. Esta labor se reflejó luego en sus más notables trabajos y opúsculos, testimonios de su consagración germanista. Su Historia del derecho español, a pesar de su limitación de contenido, representaba un avance fundamental en los estudios de la historia del derecho en España. Como observa Galo Sánchez, hasta 1887 no se había escrito ningún manual científico de historia del derecho español.

En esta obra se utilizan por primera vez las aportaciones de los grandes investigadores alemanes, especialmente sobre fuentes romanas. Los estudios etnográficos y de derecho comparado sobre los pueblos primitivos son utilizados también en la debida mesura; y los aspectos económicos y sociales, como bases de las estructuras juridicopúblicas, son objeto de especial atención. En definitiva, en la Historia del derecho español de Eduardo de Hinojosa campean ya las cualidades que habían de manifestarse en la fecunda producción del insigne maestro. A pesar del tiempo transcurrido desde su publicación y de los progresos efectuados en los estudios históricos sobre el derecho más antiguo, la obra de Hinojosa es todavía aprovechable en muchas de sus páginas y resulta un modelo en orden a su concepción y método.

Colabora para ampliar la biografía de Eduardo de Hinojosa y Naveros

¿Qué opinas de la biografía de Eduardo de Hinojosa y Naveros? ¿Has hallado toda aquella información que esperabas hallar?

Sin duda alguna conocer en profundidad a Eduardo de Hinojosa y Naveros es algo que se reserva a un grupo limitado de personas, y que tratar de recomponer la persona que fue y el modo en que vivió la vida de Eduardo de Hinojosa y Naveros es una especie de puzzleque a lo mejor alcancemos a rehacer si cooperamos todos juntos.

Por eso, si eres de esas personas que creen en que colaborando se puede hacer algo mejor, y detentas información con respecto a la biografía de Eduardo de Hinojosa y Naveros, o en relación con algún faceta de su persona u creación que no hayamos observado en esta biografía, te solicitamos que nos lo hagas llegar.

Las sutilezas y las peculiaridades que llenan nuestras vidas son siempre esenciales, ya que destacan la singularidad, y en la ocasión de la vida de una persona como Eduardo de Hinojosa y Naveros, que tuvo su trascendencia en una época determinada, es indispensable tratar de mostrar un panorama de su persona, vida y personalidad lo más exacta posible.

No lo dudes y contacta con nosotros para referirnos qué conoces con respecto a Eduardo de Hinojosa y Naveros. Estaremos ilusionados de poder completar esta biografía con más información.