Biografía de Edmond Rostand

La historia universal está contada por las mujeres y hombres queen el transcurrir de los siglos, gracias a su proceder, sus ideas, sus innovaciones o su ingenio; han ocasionado quela sociedad, de un modo u otro,avance.

Apreciar las luces y las sombras de las personas relevantes como Edmond Rostand, personas que hacen rotar y transformarse al mundo, es algo fundamental para que seamos capaces de poner en valor no sólo la vida de Edmond Rostand, sino la de toda aquellas gentes que fueron inspiradas por Edmond Rostand, aquellas personas a quienes de un modo u otro Edmond Rostand influyó, y por supuesto, comprender y entender cómo fue vivir en la época y la sociedad en la que vivió Edmond Rostand.

Las biografías y las vidas de personas que, como Edmond Rostand, seducen nuestra curiosidad, tienen que ayudarnos siempre como referencia y reflexión para conferir un marco y un contexto a otra sociedad y otra época que no son las nuestras. Tratar de comprender la biografía de Edmond Rostand, porqué Edmond Rostand vivió como lo hizo y actuó de la forma en que lo hizo a lo largo de su vida, es algo que nos ayudará por un lado a conocer mejor el alma del ser humano, y por el otro, la manera en que avanza, de forma implacable, la historia.

Vida y Biografía de Edmond Rostand

(Marsella, 1868 - París, 1918) Autor dramático francés, recordado especialmente como autor de Cyrano de Bergerac. Escribió habitualmente para la actriz Sarah Bernhardt y se le dio el sobrenombre de "rey de la Belle Époque". Siguió estudios de derecho y al mismo tiempo escribió una obra, Le Gant rouge (1888), así como un cierto número de poesías, sin ningún éxito.

No ejerció nunca la abogacía y se consagró por completo a los trabajos literarios. En 1890 publicó un volumen de poemas: Les Musardises. Otra obra de 1891, Les Deux Pierrots, tuvo tan poca aceptación como la anterior. Pero su comedia en verso Los noveleros, representada en 1894 en la Comédie Française, fue muy aplaudida. A continuación escribió dos piezas para Sarah Bernhardt: La princesa lejana, representada en 1895, y La Samaritana, en 1897.

En diciembre de ese mismo año se representó otra creación suya, Cyrano de Bergerac, inspirada en el precursor de la ciencia-ficción, al que convirtió en un espadachín generoso, dotado de una monstruosa nariz, que fue un triunfo de una repercusión raramente igualada en los anales del teatro. Este drama en verso, ambientado en la Francia del siglo XVII, presenta al poeta y espadachín que da título a la obra secretamente enamorado de su bella prima Roxana. Cyrano no se atreve a declararle su pasión por temor a ser rechazado a causa de su fealdad, y se conforma, en cambio, con esconderse bajo el balcón de Roxana y dictar desde allí a Christian de Neuvillette las frases de amor que éste (un joven y rudo cadete procedente de Gascuña) no acierta a dirigir a la muchacha.

Un reconocimiento parecido obtuvo su obra siguiente, El Aguilucho, creada en marzo de 1900, que tiene como protagonista al hijo de Napoleón Bonaparte. Este doble éxito de público, a pesar de que la crítica fue severa con ambas obras, influyó en su ingreso a la Academia Francesa (1901). Coronado por la fama a los veintinueve años y miembro de la Academia a los treinta y tres, vivió alternativamente en Cambo, en el País Vasco y en París, envuelto por la admiración y asistido por su esposa entusiasta e incitadora, Rosemonde Gérard, en tanto crecían las leyendas acerca de su presunción y el fasto de su vida. Poseía, en realidad, un carácter reservado, tendente a la tristeza y a la timidez, extremadamente nervioso, intolerante con las pequeñas dificultades y fácilmente dominado por el ambiente.

Enfermo de pulmonía, Rostand se retiró finalmente al país vasco-francés. Sólo en 1910 el público parisino pudo asistir a la representación de Chantecler; interpretada por Sacha Guitry, la nueva obra desconcertó al auditorio y a los críticos por sus audacias formales. La última noche de don Juan, para muchos su mejor pieza, y los poemas que le inspiró la Primera Guerra Mundial (El vuelo de la Marsellesa), fueron publicados póstumamente en 1921.

Colabora para ampliar la biografía de Edmond Rostand

¿Qué opinas de la vida de Edmond Rostand? ¿Hallaste toda aquella información que deseabas encontrar?

Está claro que conocer profundamente a Edmond Rostand es algo que se reserva a escasas personas, y que tratar de reconstruir quién fue y cómo fue la vida de Edmond Rostand es una especie de rompecabezasque probablemente consigamos rehacer si contribuimos todos juntos.

Por esta razón, si eres de aquellos que confían en que colaborando se puede hacer algo mejor, y conservas información en relación con la vida de Edmond Rostand, o en relación con algún particularidad de su figura u obra que no se contemple en esta biografía, te solicitamos que nos lo hagas llegar.

Las sutilezas y las peculiaridades que llenan nuestras vidas son en todos los casos esenciales, ya que destacan la singularidad, y en el caso de la vida de una persona como Edmond Rostand, que tuvo su relevancia en un momento concreto de la historia, es imprescindible procurar mostrar una visión de su persona, vida y personalidad lo más precisa posible.

No lo dudes y contacta con nosotros para relatarnos qué conocimientos tienes tú con respecto a Edmond Rostand. Estaremos encantados de perfilar esta biografía con más información.

Biografías relacionadas