Biografía de Donatello

La historia universal la escriben las personas quea lo largo de los siglos, gracias a su proceder, sus ideas, sus innovaciones o su ingenio; han hecho quela civilización, de un modo u otro,progrese.

Ya sea inspirando a otras personas o formando parte de la acción. Donatello es uno de esos sujetos cuya vida, en verdad, merece nuestra atención por el grado de influencia que tuvo en la historia.Conocer la biografía de Donatello es conocer más acerca de un periodo concreto de la historia de la humanidad.

Comprender lo bueno y lo malo de las personas destacadas como Donatello, personas que hacen rotar y transformarse al mundo, es una cosa esencial para que podamos apreciar no sólo la vida de Donatello, sino la de todas aquellas personas que fueron inspiradas por Donatello, aquellas personas a quienes de de una forma u otra Donatello influenció, y indudablemente, entender y comprender cómo fue vivir en el periodo histórico y la sociedad en la que vivió Donatello.

Las biografías y las vidas de personas que, como Donatello, atraen nuestra atención, tienen que servirnos siempre como referencia y reflexión para ofrecer un marco y un contexto a otra sociedad y otra época que no son las nuestras. Intentar comprender la biografía de Donatello, el motivo por qué Donatello vivió de la forma en que lo hizo y actuó de la forma en que lo hizo a lo largo de su vida, es algo que nos ayudará por un lado a entender mejor el alma del ser humano, y por el otro, la forma en que avanza, de forma inexorable, la historia.

Vida y Biografía de Donatello

(Donato di Betto Bardi; Florencia, 1386 - id., 1466) Escultor italiano. Junto con los arquitectos Leon Battista Alberti y Filippo Brunelleschi y el pintor Masaccio, Donatello fue uno de los creadores del estilo renacentista y uno de los artistas más grandes del Renacimiento. Su formación junto a Lorenzo Ghiberti le dejó un importante legado técnico pero casi ningún vestigio estilístico, ya que desde sus comienzos desarrolló un estilo propio basado en la fuerza emocional, y en un singular sentido del movimiento.

Su revolucionaria concepción de la escultura resulta evidente ya en las grandes estatuas para nichos destinadas a Orsanmichele y la catedral de Florencia. La gravedad y el realismo de estas monumentales figuras de mármol contrastan vivamente con la gracia y el decorativismo del gótico internacional, el estilo vigente en Europa hasta entonces. Donatello comenzó esta serie en 1411 con el San Marcos y la concluyó en 1436 con el llamado Zuccone. A esta serie pertenece también el San Jorge, su primera obra famosa, de la que Giorgio Vasari afirmó: «Posee el maravilloso don de moverse dentro de la piedra».

Tras asociarse con su aprendiz Michelozzo, Donatello emprendió a partir de 1427 la realización en Pisa de la tumba del cardenal Brancacci, en la que esculpió en relieve el tema de la Asunción de la Virgen. Poco después, la tumba de Baldasare Coscia para el baptisterio de Florencia permitió al artista dar sus primeros pasos en el difícil arte de la fundición en bronce.

El viaje a Roma que realizó el escultor hacia 1430-1432 condicionó de manera decisiva toda su producción posterior, ya que le brindó la oportunidad de conocer en directo el arte de la Antigüedad. A su regreso a Florencia comenzó la famosa Cantoría para la catedral, en la que recreó libremente algunos de los motivos clásicos admirados en Roma. Poco posterior es su escultura exenta más famosa, el David en bronce, comparable en ciertos aspectos al San Jorge de su etapa anterior.

En 1443, el artista se estableció en Padua, seguramente después de haber recibido el encargo de esculpir la estatua ecuestre del Gattamelata, la primera de tamaño natural desde la Antigüedad. Realizada al estilo del Marco Aurelio romano, posee la fuerza expresiva característica de sus estatuas anteriores, una fuerza que se transmite también al caballo, representado con brío y vitalidad.

En la misma ciudad obró el retablo mayor del santuario de San Antonio, en el cual combinó siete estatuas y cuatro relieves, en una disposición que fue modificada en el siglo XVI. En estos relieves, que representan los milagros de San Antonio, son por igual magistrales el sentido dramático y la organización del espacio. Donatello volvió en 1454 a Florencia, donde esculpió sus obras de mayor fuerza emocional, en las que trabajó las posibilidades expresivas de la deformación. A este período corresponden Judit y Holofernes y la sublime María Magdalena, en madera. Aunque no tuvo un heredero directo, Donatello influyó de forma decisiva en la escultura florentina hasta comienzos del siglo XVI.

Colabora para ampliar la biografía de Donatello

¿Qué te ha parecido la crónica de la vida de Donatello? ¿Has podido leer la información que pensabas que ibas a encontrar?

Sin duda conocer en profundidad a Donatello es algo que está reservado a muy pocas personas, y que pretender reconstruir la persona que fue y el modo en que vivió la vida de Donatello es una suerte de enigmaque con bastante probabilidad logremos reconstruir si colaboramos conjuntamente.

Por ese motivo, si eres de las personas que creen en que cooperando se puede hacer algo mejor, y posees información con respecto a la vida de Donatello, o acerca de algún característica de su persona u obra que no hayamos contemplado en esta biografía, te solicitamos que nos lo envíes.

Los matices y las sutilezas que ocupan nuestras vidas son decididamente importantes, ya que marcan la diferencia, y en el tema de la vida de alguien como Donatello, que poseyó su trascendencia en una época concreta, es fundamental intentar brindar un panorama de su persona, vida y personalidad lo más rigurosa posible.

contacta con nosotros para referirnos qué conocimientos posees con respecto a Donatello. Estaremos muy contentos de perfeccionar esta biografía con más información.