Biografía de Constancio C. Vigil

La historia de la civilización está contada por las mujeres y hombres queen el transcurrir de los siglos, gracias a sus obras, sus pensamientos, sus creaciones o su talento; han ocasionado quela civilización, de una forma u otra,avance.

Ya sea inspirando a otros seres humanos o siendo una pieza esencial de la acción. Constancio C. Vigil es una de las personas cuya vida, sin duda alguna, merece nuestro interés debido al nivel de influencia que tuvo en la historia.Conocer la vida de Constancio C. Vigil es conocer más acerca de una época concreta de la historia del ser humano.

Si has llegado hasta aquí es porque eres sabedor de la relevancia que tuvo Constancio C. Vigil en la historia. El modo en que vivió y aquello que hizo durante el tiempo que permaneció en el mundo fue decisivo no sólo para aquellas personas que conocieron a Constancio C. Vigil, sino que a lo mejor legó una huella mucho más vasta de lo que logremosimaginar en la vida de gente que tal vez jamás conocieron ni conocerán ya jamás a Constancio C. Vigil personalmente.Constancio C. Vigil fue un ser humano que, por alguna causa, merece ser recordado, y que para bien o para mal, su nombre jamás debe borrarse de la historia.

Las biografías y las vidas de personas que, como Constancio C. Vigil, atraen nuestro interés, deben servirnos en todo momento como punto de referencia y reflexión para proponer un marco y un contexto a otra sociedad y otra época de la historia que no son las nuestras. Tratar de comprender la biografía de Constancio C. Vigil, porqué Constancio C. Vigil vivió del modo en que lo hizo y actuó del modo en que lo hizo en su vida, es algo que nos ayudará por un lado a conocer mejor el alma del ser humano, y por el otro, el modo en que se mueve, de forma inexorable, la historia.

Vida y Biografía de Constancio C. Vigil

(Rocha, 1876 - Buenos Aires, 1954) Escritor uruguayo, una de las figuras más destacadas de la literatura infantil hispanoamericana del siglo XX, con una obra traducida a numerosos idiomas. Personalidad destacada en los principales cenáculos literarios de Uruguay y Argentina, Constancio C. Vigil fundó en Montevideo numerosas publicaciones periódicas, y entre 1900 y 1910 se hizo cargo de la dirección de La Alborada. También en la capital de su país dio a la imprenta algunas de sus más célebres obras para niños, como las tituladas Cartas a la gente menuda, Botón Tolón, El pirincho enfermo, Los escarabajos y la moneda de oro, y Tragapatos. Ya establecido en el país vecino, reanudó en Buenos Aires su labor periodística por medio de la fundación de otras muchas publicaciones periódicas, entre las que conviene recordar las cabeceras de Mundo Argentino, Para Ti, Billiken y El Hogar, todas ellas sujetas a su propia dirección. Su fecunda actividad literaria desplegada en la capital argentina le llevó a fundar también la Editorial Atlántida.

Colabora para ampliar la biografía de Constancio C. Vigil

¿Qué piensas de la vida de Constancio C. Vigil? ¿Hallaste todo aquello que deseabas hallar?

Indudablemente descubrir en lo más recóndito a Constancio C. Vigil es algo que está reservado a pocas personas, y que pretender recomponer la persona que fue y el modo en que vivió la vida de Constancio C. Vigil es una especie de rompecabezasque con bastante probabilidad podamos rehacer si colaboramos conjuntamente.

A causa de esto, si eres de aquellos que creen en que de modo colaborativo se puede elaborar algo mejor, y tienes información con respecto a la vida de Constancio C. Vigil, o sobre algún característica de su personalidad u obra que no se observe en esta biografía, te solicitamos que nos lo envíes.

Las sutilezas y las peculiaridades que llenan nuestras vidas son en todos los casos importantes, ya que marcan la diferencia, y en el caso de la vida de un ser como Constancio C. Vigil, que detentó su significación en una época determinada, es imprescindible tratar de ofrecer un aspecto de su persona, vida y personalidad lo más exacta posible.

Sin dudarlo, contacta con nosotros para contarnos qué sabes tú con respecto a Constancio C. Vigil. Estaremos encantados de ultimar esta biografía con más información.

Biografías relacionadas