Biografía de Conde de Cromer

La historia del mundo está escrita por las personas queen el paso de los años, gracias a su proceder, sus ideas, sus innovaciones o su ingenio; han ocasionado queel mundo, de un modo u otro,progrese.

Si has llegado hasta aquí es porque tienes conocimiento de la trascendencia que tuvo Conde de Cromer en la historia. El modo en que vivió y lo que hizo mientras permaneció en el mundo fue decisivo no sólo para quienes conocieron a Conde de Cromer, sino que a lo mejor dejó una señal mucho más profunda de lo que logremosfigurar en la vida de gente que tal vez jamás conocieron ni conocerán ya jamás a Conde de Cromer de forma personal.Conde de Cromer fue uno de esos seres humanos que, por alguna causa, merece ser recordado, y que para bien o para mal, su nombre nunca debe borrarse de la historia.

Apreciar lo bueno y lo malo de las personas destacadas como Conde de Cromer, personas que hacen rotar y transformarse al mundo, es algo esencial para que podamos valorar no sólo la vida de Conde de Cromer, sino la de todas aquellas personas que fueron inspiradas por Conde de Cromer, aquellas personas a quienes de de una forma u otra Conde de Cromer influenció, y ciertamente, conocer y descifrar cómo fue el hecho de vivir en la época y la sociedad en la que vivió Conde de Cromer.

Las biografías y las vidas de personas que, como Conde de Cromer, seducen nuestra curiosidad, deben ayudarnos en todo momento como punto de referencia y reflexión para proponer un marco y un contexto a otra sociedad y otra época que no son las nuestras. Hacer un esfuerzo por comprender la biografía de Conde de Cromer, el motivo por qué Conde de Cromer vivió como lo hizo y actuó de la forma en que lo hizo durante su vida, es algo que nos impulsará por un lado a entender mejor el alma del ser humano, y por el otro, la forma en que se mueve, de forma inexorable, la historia.

Vida y Biografía de Conde de Cromer

(Evelyn Baring, primer Conde De Cromer; Cromer Hall, 1841 - Londres, 1917) Político y diplomático británico. Después de estudiar en una de las más prestigiosas academias militares de Inglaterra, la Royal Academy of Woolwich, comenzó su carrera diplomática en 1872 con el cargo de secretario del virrey de la India, puesto que mantuvo hasta 1876. Un año más tarde fue trasladado a Egipto, país en el que desempeñaría la mayor parte de su trabajo consular.

No obstante, a pesar de los buenos resultados del comisionado británico de Deuda Pública en el país mediterráneo durante el mandato de Baring (1877-1880), en este último año fue de nuevo requerido para viajar a la colonia asiática para ocupar un puesto de importancia vital, el de Ministro de Finanzas. Baring estuvo en la India hasta 1883, año en el que su añoranza por Egipto, un país que admiraba profundamente y del que se mostraba interesado en sus aspectos artísticos e históricos, le hizo solicitar un puesto en la administración colonial de El Cairo.

Desde 1883, y durante las dos décadas siguientes, Baring fue el cónsul general, con plenos poderes de la Corona inglesa, en Egipto. Desde su instalación en El Cairo, Baring se rodeó de un competente equipo de jóvenes licenciados entre los que primó, a la hora de la contratación, su interés por el país africano y su conocimiento de las costumbres egipcias. El equipo de Baring logró que la estabilidad de las relaciones entre Londres y el jedive del sultán turco en Egipto, Mohamed Tawfik Pasá, fuera total, lo que a su vez ofreció la posibilidad de un brillante trabajo conjunto en pos de la modernización del país.

Posiblemente sea Baring, quizá junto a Lawrence De Arabia (aunque éste por otras razones bien distintas), el británico del que mejor recuerdo guardan los egipcios, puesto que la reorganización llevada a cabo por su consulado fue total, desde el sistema financiero a las comunicaciones, pasando por el comercio exterior o el ejército. Prácticamente no hubo ningún campo al que no alcanzasen las reformas propugnadas por Baring. Además, en el debe del cónsul ha de figurar con expresa mención que la protección de los intereses de la Corona inglesa se hicieron con un exquisito respeto a las instituciones, a las costumbres y a los propios intereses de Egipto, gracias a la inusitada pericia y a las dotes de organización de Baring.

En este sentido, cabe destacar que en 1892, tras la muerte del jedive Pasá, Baring supo acomodar la situación para que el traspaso de poderes al hijo de éste, Abbas Hilmi II, fuese realizado sin ninguna intromisión por parte de los beligerantes funcionarios imperiales otomanos, siempre dispuestos a conspirar para hacerse con el poder en situaciones semejantes. Después de esta acción, Baring obtuvo del gobierno británico el título de barón de Cromer, como recompensa por sus acciones en el consulado egipcio.

El siguiente hito en la carrera diplomática del barón de Cromer tuvo lugar en 1897, cuando consiguió, ante el entusiasmo de las oficinas egipcia y británica, la creación de un ejército mixto anglo-egipcio para conquistar el territorio de Sudán. Ese mismo año fue nombrado vizconde de Cromer y, en 1898, el ejército mixto se hizo con el control de Sudán, que pasó a ser gobernado también de manera dual por Egipto e Inglaterra. En 1901 Baring fue elevado al rango de Conde De Cromer, el más alto escalafón de la nobleza británica.

Visiblemente afectado por el paso de los años, en 1907 Baring puso punto y final a una fructífera estancia de veinticuatro años en el país mediterráneo, y fue despedido con los honores correspondientes a un jefe de estado y con el recuerdo admirado de miles de egipcios y de ingleses residentes en El Cairo. Instalado en Londres, en 1908 fue nombrado miembro de la Cámara de los Lores, institución política en la que Baring participó con profusión, especialmente en los temas coloniales, en los que estaba considerado una autoridad.

Colabora para ampliar la biografía de Conde de Cromer

¿Qué juicio te merece la existencia de Conde de Cromer? ¿Has hallado todo aquello que pensabas que ibas a hallar?

Indudablemente conocer en profundidad a Conde de Cromer es algo que está reservado a muy pocas personas, y que pretender recomponer la persona que fue y el modo en que vivió la vida de Conde de Cromer es una suerte de enigmaque posiblemente consigamos reconstruir si cooperamos todos a la vez.

Por esta razón, si eres de aquellos que creen en que de forma colaborativa existen posibilidades de elaborar algo mejor, y detentas información acerca de la biografía de Conde de Cromer, o sobre algún particularidad de su persona u obra que no se contemple en esta biografía, te solicitamos que nos lo hagas llegar.

Los matices y las sutilezas que llenan nuestras vidas son siempre fundamentales, ya que perfilan la diversidad, y en la ocasión de la vida de un ser como Conde de Cromer, que tuvo su trascendencia en un momento histórico concreto, es indispensable procurar ofrecer una visión de su persona, vida y personalidad lo más rigurosa posible.

Sin titubeos, contacta con nosotros para contarnos qué conocimientos tienes tú con respecto a Conde de Cromer. Estaremos encantados de completar esta biografía con más información.

Biografías relacionadas