Biografía de Conchita Martínez

Ya sea inspirando a otros o formando parte de la acción. Conchita Martínez es una de las personas cuya vida, en verdad, merece nuestra atención debido al nivel de influencia que tuvo en la historia.Conocer la vida de Conchita Martínez es comprender más sobre una época concreta de la historia del ser humano.

Si has llegado hasta aquí es porque tienes consciencia de la importancia que detentó Conchita Martínez en la historia. La manera en que vivió y lo que hizo durante el tiempo que permaneció en la tierra fue decisivo no sólo para quienes frecuentaron a Conchita Martínez, sino que tal vez legó una huella mucho más honda de lo que podamosfigurar en la vida de personas que tal vez nunca conocieron ni conocerán ya nunca a Conchita Martínez personalmente.Conchita Martínez fue una de esas personas que, por algún motivo, merece no ser olvidado, y que para bien o para mal, su nombre nunca debe borrarse de la historia.

Comprender lo bueno y lo malo de las personas significativas como Conchita Martínez, personas que hacen rodar y cambiar al mundo, es una cosa esencial para que seamos capaces de valorar no sólo la existencia de Conchita Martínez, sino la de toda aquellas gentes que fueron inspiradas por Conchita Martínez, gentes a quienes de un modo u otro Conchita Martínez influenció, y ciertamente, comprender y entender cómo fue el hecho de vivir en la época y la sociedad en la que vivió Conchita Martínez.

Las biografías y las vidas de personas que, como Conchita Martínez, atraen nuestra atención, tienen que valernos en todo momento como punto de referencia y reflexión para conferir un marco y un contexto a otra sociedad y otra etapa de la historia que no son las nuestras. Tratar de comprender la biografía de Conchita Martínez, el motivo por qué Conchita Martínez vivió como lo hizo y actuó del modo en que lo hizo durante su vida, es algo que nos ayudará por un lado a entender mejor el alma del ser humano, y por el otro, la forma en que avanza, de forma inevitable, la historia.

Vida y Biografía de Conchita Martínez

(Concepción Martínez; Monzón, 1972) Tenista española. Junto a Arantxa Sánchez Vicario ha cosechado los mayores éxitos del tenis femenino español. En 1994 se convirtió en la primera deportista del país que conquistó el torneo de Wimbledon, al imponerse en la final a la mítica Martina Navratilova.

Comenzó a jugar al tenis con 10 años, disputando, en 1982, el campeonato de Aragón, en el que se proclamó subcampeona. Un año después alcanzó los cuartos de final del campeonato de España sub-12, título que se adjudicaría en 1984. En 1985 perdió la misma competición frente a Arantxa Sánchez Vicario y en enero de 1986 Conchita ganó el campeonato de la CEE. Volvió a repetir triunfos en los campeonatos de España sub-16 y sub-18, así como en la ronda de segunda categoría, en individuales y dobles; ganó, por tanto, los cuatro torneos de la competición nacional. También consiguió el trofeo de Torrejón, fue finalista en Lorca y semifinalista en el campeonato de España.

En 1987 logró una beca para entrenar con Eric Van Harpen y se trasladó a Suiza. Un año después comenzaría a competir como profesional y a demostrar que sus golpes de derecha estaban entre los mejores del circuito. Participó en cuatro torneos y logró imponerse en tres de ellos. Se inscribió en las categorías junior y senior de Roland Garros, y consiguió llegar en el primero a cuartos de final y, en el segundo, derrotar a la por entonces décima jugadora del mundo, Lori McNeil.

La jugadora española se adjudicó el torneo de Sofía (Bulgaria), tras derrotar a la austríaca Bárbara Paulus (junto con la que vencería en dobles en este mismo torneo). Con este triunfo se convirtió en la primera tenista española que conseguía ganar un torneo dotado con un premio superior a los 100.000 dólares. También se proclamó campeona de Europa en categoría junior, pero fue eliminada por Chris Evert en el Abierto de USA. En este momento Conchita figuraba en el puesto 49 de la WTA. A finales de 1988, y tras derrotar a Arantxa Sánchez Vicario en Pamplona, Martínez se convirtió en campeona de España; con esta victoria subió hasta la posición 20 del ranking mundial.

En 1989 fue campeona en Wellington, Nueva Zelanda, en Tampa, USA, y en Phoenix, Arizona; subcampeona en Ginebra y en Bayona; y alcanzó los octavos de final del prestigioso Roland Garros. En 1990 Conchita consiguió cinco títulos, entre ellos el Masters de España, donde derrotó a Rosa Bielsa. Al año siguiente no participó en el campeonato de España, pero consiguió imponerse en París y en Kizbuhel, en Austria. Terminó la temporada en la posición novena de la clasificación mundial. En 1992 sólo consiguió ganar el Abierto de Austria, pero al año siguiente se anotó el torneo de Brisbane (frente a Maaleva), Houston (frente a Hack) y Philadelfia (frente a Graff).

El año 1994 comenzó para Conchita con una derrota frente a la japonesa Kimiko Date en Sydney y más tarde en el Open de Australia (el primer torneo del año de Grand Slam), pero logró imponerse en Hilton Head, Carolina del Sur, frente a Zvereva, victoria con la que se convirtió en la primera española que ganaba este torneo. En julio de este año consiguió derrotar a Martina Navratilova en Wimbledon, adjudicarse su primer título de Grand Slam y ocupar la tercera posición del ranking femenino mundial. Este mismo año ganó en Roma y en el torneo de Stratton Mountain, Vermont, frente a Arantxa.

En 1995 Conchita decidió cambiar de entrenador: Carlos Kirmayr se convirtió en el sucesor de Van Harpen, con el que la tenista había permanecido ocho años. En abril se adjudicó el primer título del año al vencer a Maaleva en la final del Hilton Head. En mayo de ese mismo año, la jugadora recibió el premio Reina Sofía, junto con Arantxa Sánchez Vicario, a la deportista española más distinguida del año. En 1996 se proclamó nuevamente campeona del torneo de Roma y disputó la final de Hamburgo, donde fue derrotada por Arantxa. En esta temporada cosechó un triunfo más, la Copa Kremlin en Moscú. En 1997, Conchita participó regularmente en todas las competiciones importantes de la temporada, pero no consiguió ningún triunfo, lo que certificaba un mal año en el circuito profesional que la hizo descender hasta el puesto noveno de la clasificación mundial de tenistas de la WTA.

El año 1998 no comenzó mejor para la deportista aragonesa. Pese a haber realizado uno de sus sueños al alcanzar la final del Abierto de Australia, no pudo con una imparable Martina Hingis, número uno del mundo, que impuso su fácil e intuitivo tenis para ganar por segundo año consecutivo este torneo del Grand Slam. Después de 18 meses de sequía ganadora (desde noviembre de 1996) la tenista española se adjudicó el 17 de mayo el torneo de Berlín al derrotar a la francesa Amelie Mauresmo. El 20 de septiembre de 1998 formó parte del equipo español que disputó la Copa Federación y devolvió el título al tenis español por equipos. Arantxa Sánchez Vicario y Conchita Martínez ganaron para España la quinta Copa Federación al derrotar a las suizas Martina Hingis y Patty Schnyder.

Durante 1999, Martínez sólo consiguió títulos en la modalidad de dobles: se adjudicó los torneos de Amelia Island y Tokio junto a su compañera y nueva preparadora Patricia Tarabini. Un año después se proclamó campeona individual en el Abierto de Alemania, uno de los torneos favoritos de la tenista aragonesa, y también se adjudicó la victoria en dobles junto a Sánchez Vicario. Fue finalista en el año 2000 en Amelia Island y Gold Coast, semifinalista en el Abierto de Australia y finalista en Roland Garros.

Nuevamente se situó entre las diez mejores tenistas de la WTA. En mayo de 2001, la tenista aragonesa anunció que tras separarse de forma amistosa de su entrenadora, la argentina Tarabini, volvía a contar con los servicios de su preparador de toda la vida, el holandés Eric van Harpen. Consiguió alcanzar los cuartos de final de Wimbledon en aquella temporada pero la joven tenista belga Justine Henin evitó su progresión en la pista donde, siete años antes, Conchita había logrado su primer título de Grand Slam. En 2002, se proclamó campeona del Masters Nacional frente a la jugadora canaria Marta Marrero.

La temporada 2003 comenzó para la tenista aragonesa con una temprana eliminación en la primera ronda del Open de Australia. Tuvo mejor actuación en Roland Garros, donde alcanzó los cuartos de final tras derrotar a la estadounidense Lindsay Davenport, pero no pudo plantar batalla a la belga Kim Clijsters. En Wimbledon, su torneo talismán, jugó lesionada y no logró clasificarse para octavos. También fue breve su presencia en el Open USA, donde cayó eliminada sorprendentemente en segunda ronda.

Conchita Martínez formó parte del equipo olímpico español en los Juegos de 1992, 1996 y 2000 y, salvo en la ediciones de 1997 y 1999, fue miembro indiscutible del combinado español en la Copa Federación desde 1988. En 1991, frente a Estados Unidos; en 1993, contra Australia; en 1994 y 1995, nuevamente ante Estados Unidos; y en 1998, frente a Suiza, la tenista de Huesca colaboró para que España se adjudicara el título en esta competición.

Colabora para ampliar la biografía de Conchita Martínez

¿Qué opinas de la crónica de la vida de Conchita Martínez? ¿Hallaste todo aquello que esperabas encontrar?

Es cierto que conocer en profundidad a Conchita Martínez es algo que está reservado a muy pocas personas, y que tratar de reconstruir quién y cómo fue la vida de Conchita Martínez es una suerte de enigmaque tal vez alcancemos a rehacer si cooperamos juntos.

Por ese motivo, si eres del tipo de personas que creen en que de forma cooperativa es posible elaborar algo mejor, y posees información en relación con la biografía de Conchita Martínez, o sobre algún particularidad de su persona u creación que no se contemple en esta biografía, te pedimos que nos lo hagas llegar.

Las sutilezas y las peculiaridades que ocupan nuestras vidas son en todos los casos determinantes, ya que marcan la diferencia, y en el caso de la vida de un ser como Conchita Martínez, que tuvo su trascendencia en un momento concreto de la historia, es fundamental procurar mostrar un aspecto de su persona, vida y personalidad lo más precisa posible.

Sin dudarlo, contacta con nosotros para contarnos qué sabes con respecto a Conchita Martínez. Estaremos muy contentos de completar esta biografía con más información.

Biografías relacionadas