Biografía de Chang Kai-shek

La historia del mundo la escriben aquellas personas queen el transcurrir de los siglos, gracias a su forma de actuar, sus ideales, sus hallazgos o su arte; han originado queel género humano, de una forma u otra,prospere.

Ya sea inspirando a otras personas o formando parte de la acción. Chang Kai-shek es uno de esos seres humanos cuya vida, realmente, merece nuestra consideración por el nivel de influencia que tuvo en la historia.Comprender la existencia de Chang Kai-shek es conocer más acerca de un periodo concreto de la historia del ser humano.

Si has llegado hasta aquí es porque eres sabedor de la relevancia que detentó Chang Kai-shek en la historia. Cómo vivió y aquello que hizo en el tiempo en que estuvo en el mundo fue determinante no sólo para quienes trataron a Chang Kai-shek , sino que quizá dejó una señal mucho más honda de lo que logremossospechar en la vida de gente que tal vez jamás conocieron ni conocerán ya nunca a Chang Kai-shek de modo personal.Chang Kai-shek ha sido uno de esos seres humanos que, por alguna razón, merece ser recordado, y que para bien o para mal, su nombre jamás debe borrarse de la historia.

Conocer lo bueno y lo malo de las personas destacadas como Chang Kai-shek , personas que hacen rodar y cambiar al mundo, es una cosa sustancial para que seamos capaces de valorar no sólo la existencia de Chang Kai-shek , sino la de todas aquellas personas que fueron inspiradas por Chang Kai-shek , personas a quienes de de una u otra forma Chang Kai-shek influyó, y indudablemente, conocer y descifrar cómo fue vivir en la época y la sociedad en la que vivió Chang Kai-shek .

Vida y Biografía de Chang Kai-shek

(Jiang Jieshi o Chang Kai-shek, también llamado Chiang Kai-shek; Fonghien, 1887 - Taipei, Taiwan, 1975) Militar y político chino, primer presidente de la República Nacionalista China. Formado como militar en el Japón (1907-11), se unió al movimiento nacionalista Kuomintang de Sun Yat-Sen; éste le envió a la Unión Soviética a estudiar los métodos organizativos de los bolcheviques; y luego le encargó la dirección de la nueva academia militar de Whampao (1924), bajo la supervisión política del comunista Chu En-Lai.

Al morir Sun en 1925, Chang Kai-shek asumió el mando del Kuomintang y lanzó la llamada «revolución nacional» en unión con los comunistas: desde sus bases en el sur de China fueron derrotando a los jefes militares semiindependientes que dominaban el centro y norte, hasta lograr la práctica unificación del país en 1927-28. Entonces rompió con los comunistas, a cuyos simpatizantes persiguió de forma sangrienta (matanzas de Shangai y Cantón, 1927), y formó un gobierno monocolor nacionalista con capital en Nankín.

Chiang Kai-shek ejerció prácticamente una dictadura personal de ideología conservadora, pues intentaba recuperar la armonía social tradicional que predicaba Confucio; el poder fue repartido entre cuatro grandes familias, todas ellas ligadas al dictador: los Chang, los Sung, los Kung y los Chen. El contenido nacionalista del movimiento quedó resaltado al obtener de los occidentales la devolución de algunas concesiones coloniales; en cambio, abandonó objetivos sociales como la reforma agraria, que había defendido durante el periodo de alianza con los comunistas.

El consiguiente descontento campesino fue la base sobre la que se apoyó la revolución comunista liderada por Mao Zedong que, a partir de 1930, sumió a China en una guerra civil. Chang Kai-shek venció al «Ejército Rojo» de los comunistas después de combatir con ellos en cinco campañas, obligándoles a retirarse hacia el interior (la «larga marcha» de 1934-36). Pero ello no asentó el poder de Chang Kai-shek, ya que, por un lado, Mao consiguió refugiarse en la provincia de Yenan, donde fundó una República comunista; y, por otro, Japón dirigió hacia China sus ambiciones de expansión territorial, ocupando sucesivamente Manchuria (1932), Jehol (1933) y la costa norte de China, incluyendo Pekín y Nankín, hasta Shangai (1937).

La parte más densamente poblada del país quedaba así en manos extranjeras. La Guerra Chino-Japonesa de 1937-45 fue un capítulo más de la Segunda Guerra Mundial. Chiang Kai-shek hubo de aliarse de nuevo con sus adversarios comunistas para oponer una resistencia más eficaz a los invasores; a cambio, recibió de éstos el mando supremo de las operaciones militares.

Pero tan pronto como la contraofensiva de los aliados (británicos y norteamericanos) derrotó al Japón en 1945, nacionalistas y comunistas reanudaron las hostilidades en una nueva guerra civil, que se extendería hasta 1949. El Kuomintang consiguió controlar las grandes ciudades, pero los comunistas, apoyados en la miseria del campesinado, fueron avanzando posiciones. A pesar del intenso apoyo de Estados Unidos, Chang Kai-shek acabó admitiendo su derrota y se retiró con sus partidarios (unos dos millones de personas) a la isla de Formosa o Taiwan, en donde mantuvo la administración de la China nacionalista, mientras en el continente los comunistas implantaban la República Popular China (1949).

El contexto de «guerra fría» entre las superpotencias proporcionó a Chang Kai-shek la protección norteamericana como luchador anticomunista. Durante algún tiempo conservó la representación de China en las Naciones Unidas (detentando el correspondiente sillón de miembro permanente del Consejo de Seguridad), mientras la China de Mao, excluida de la ONU, era sometida a un bloqueo económico.

Finalmente, el realismo de las relaciones internacionales se impuso y la China nacionalista quedó como un pequeño Estado más, enemigo de la poderosa República Popular China. Chang Kai-shek se mantuvo hasta su muerte como presidente de la pequeña República de Taiwan, que mantenía la ficción de ser el último reducto de la China nacionalista, aspirando teóricamente a la reunificación del país bajo su poder.

Fue, en cambio, la China comunista la que, apoyándose en su notable superioridad demográfica, económica y militar, intentó tomar Taiwan por la fuerza en 1957-58; no lo consiguió, una vez más, por la protección norteamericana, que estuvo a punto de conducir a un enfrentamiento armado entre China y Estados Unidos.

Colabora para ampliar la biografía de Chang Kai-shek

¿Qué te ha parecido la crónica de la vida de Chang Kai-shek ? ¿Has podido leer toda aquella información que pensabas que ibas a hallar?

Está claro que conocer en profundidad a Chang Kai-shek es algo que se reserva a escasas personas, y que intentar reconstruir quién fue y cómo fue la vida de Chang Kai-shek es una suerte de puzzleque posiblemente logremos rehacer si cooperamos conjuntamente.

A causa de esto, si eres del tipo de personas que creen en que de forma cooperativa existen posibilidades de hacer algo mejor, y detentas información en relación con la existencia de Chang Kai-shek , o acerca de algún peculiaridad de su personalidad u obra que no hayamos contemplado en esta biografía, te solicitamos que nos lo envíes.

Las sutilezas y las peculiaridades que ocupan nuestras vidas son siempre fundamentales, ya que destacan la singularidad, y en el tema de la vida de un ser como Chang Kai-shek , que tuvo su relevancia en una época determinada, es imprescindible tratar de mostrar una visión de su persona, vida y personalidad lo más exacta posible.

contacta con nosotros para narrarnos qué conocimientos tienes tú acerca de Chang Kai-shek . Estaremos complacidos de poder completar esta biografía con más información.

Biografías relacionadas