Biografía de Casa de Trastámara

La historia universal está contada por los hombres y mujeres quea lo largo del tiempo, gracias a sus obras, sus pensamientos, sus creaciones o su talento; han ocasionado quela civilización, de una forma u otra,prospere.

Ya sea inspirando a otros seres humanos o siendo parte de la actuación. Casa de Trastámara es uno de esos seres humanos cuya vida, en efecto, merece nuestro interés debido al nivel de influencia que tuvo en la historia.Comprender la biografía de Casa de Trastámara es comprender más sobre un periodo concreto de la historia del género humano.

Si has llegado hasta aquí es porque tienes conocimiento de la relevancia que tuvo Casa de Trastámara en la historia. Cómo vivió y lo que hizo en el tiempo en que estuvo en este mundo fue determinante no sólo para quienes trataron a Casa de Trastámara, sino que a caso legó una huella mucho más vasta de lo que podamossospechar en la vida de gente que tal vez jamás conocieron ni conocerán ya jamás a Casa de Trastámara de modo personal.Casa de Trastámara fue uno de esos seres humanos que, por algún motivo, merece no ser olvidado, y que para bien o para mal, su nombre jamás debe borrarse de la historia.

Conocer las luces y las sombras de las personas significativas como Casa de Trastámara, personas que hacen rodar y cambiar al mundo, es una cosa esencial para que podamos valorar no sólo la vida de Casa de Trastámara, sino la de toda aquellas gentes que fueron inspiradas por Casa de Trastámara, aquellas personas a quienes de de una forma u otra Casa de Trastámara influyó, y ciertamente, conocer y descifrar cómo fue el hecho de vivir en el momento de la historia y la sociedad en la que vivió Casa de Trastámara.

Las biografías y las vidas de personas que, como Casa de Trastámara, seducen nuestra curiosidad, deben ayudarnos en todo momento como referencia y reflexión para ofrecer un marco y un contexto a otra sociedad y otra época que no son las nuestras. Intentar entender la biografía de Casa de Trastámara, porqué Casa de Trastámara vivió del modo en que lo hizo y actuó de la forma en que lo hizo durante su vida, es algo que nos impulsará por un lado a comprender mejor el alma del ser humano, y por el otro, la forma en que avanza, de forma inevitable, la historia.

Vida y Biografía de Casa de Trastámara

Dinastía reinante en Castilla (de 1369 a 1504), en Aragón (de 1412 a 1516) y en Nápoles (de 1458 a 1501). Globalmente, el reinado de los Trastámara en Castilla se caracterizó por el refuerzo de la autoridad monárquica, fomentando el desarrollo económico impulsado por la burguesía e introduciendo a Castilla en la diplomacia europea. Esta modernización de la monarquía convirtió a Castilla en una gran potencia europea, capaz de imponer su hegemonía en la península Ibérica.

La casa toma su nombre del Condado de Trastámara, título que ostentaba antes de acceder al trono Enrique Ii de Castilla (1369-79), por haber sido adoptado por el conde Rodrigo Álvarez. Hijo bastardo de Alfonso XI y Leonor De Guzmán, Enrique Ii le disputó el trono a su hermanastro, Pedro I el Cruel; tras una guerra civil, en 1369 asesinó a Pedro y ocupó el trono, legándolo posteriormente a su hijo Juan I (1379-90).

Juan I de Castilla consolidó en el trono a la dinastía, rechazando una invasión portuguesa en apoyo de las pretensiones del duque de Lancaster, Juan de Gante, que reclamaba sus derechos como yerno de Pedro I. Juan I quiso entonces anexionarse el reino portugués, pero fue derrotado en la batalla de Aljubarrota (1385). Le sucedió en el trono castellano su hijo Enrique Iii el Doliente (1390-1406), durante cuyo reinado Castilla conquistó las islas Canarias. Ante el Cisma de Occidente, que dividió a la Iglesia entre dos papas rivales, apoyó al papa de Aviñón, el aragonés Benedicto Xiii.

Le sucedió su hijo Juan II de Castilla (1406-54), cuyo reinado estuvo marcado primero por la regencia de su madre y de su tío, el infante don Fernando (futuro Fernando I de Aragón), y más tarde por el valimiento del condestable Álvaro de Luna y las guerras contra los infantes de Aragón (los hijos de Fernando I, pertenecientes, por tanto, a la misma Casa De Trastámara).

Durante el reinado de su hijo y sucesor, Enrique Iv de Castilla (1454-74), la autoridad monárquica quedó debilitada en beneficio de la nobleza y de los validos, Juan Pacheco y Beltrán De La Cueva. A este último se atribuyó la paternidad de la heredera del trono, Juana la Beltraneja, al tiempo que se difundía el rumor de que el rey era impotente.

Tales rumores fueron propalados por los partidarios de la hermana de Enrique Iv, Isabel I La Católica (1474-1504), que le disputó el trono apoyándose en la nobleza y, tras la muerte de Enrique Iv, se hizo proclamar reina imponiéndose a los partidarios de su sobrina Juana la Beltraneja. Su matrimonio con el rey Fernando Ii de Aragón (también un Trastámara) unificó las Coronas de Castilla y Aragón. Pero Los Reyes Católicos no tuvieron heredero masculino, por lo que su herencia fue transmitida a la Casa De Habsburgo, a través de Felipe I el Hermoso y Juana I la Loca, y de su hijo y heredero Carlos I de España y V de Alemania.

En cuanto a la rama aragonesa de los Trastámara, arranca de Fernando I el de Antequera (1412-16), hijo de Juan I y regente de Castilla durante la minoría de edad de su sobrino, Juan II. En 1410 quedó vacante el trono aragonés al morir el último representante de la Casa de Barcelona, Martín I el Humano; tras un periodo de anarquía, una asamblea de notables se inclinó por hacer rey a Fernando de Trastámara (Compromiso de Caspe, 1412). Recibe su sobrenombre de su participación en la reconquista de la plaza de Antequera contra el reino musulmán de Granada (1410). En 1413 consolidó su acceso al trono derrotando a los nobles que se le oponían, encabezados por el conde de Urgel.

Pudo así transmitir la Corona a su hijo Alfonso V el Magnánimo (1416-58), que dedicó todas sus energías a proseguir la expansión mediterránea de la Corona catalanoaragonesa, iniciada por su padre. Incorporó Sicilia, Cerdeña y Nápoles, y llevó sus campañas guerreras hasta el Mediterráneo oriental. Durante su reinado continuaron las guerras con Castilla.

Al morir desgajó la herencia, dejando Nápoles para su hijo bastardo, Fernando I de Calabria, mientras que Aragón, Cataluña, Valencia y Mallorca pasaban a su hermano Juan II de Aragón (1458-79). Éste fue, además, rey de Navarra por su matrimonio con Blanca I; y, al morir ésta en 1441, intentó usurpar el trono navarro en detrimento de su hijo Carlos, dando lugar a una guerra civil entre agramonteses (partidarios de Juan II) y beaumonteses. El apoyo de Castilla a estos últimos desencadenó además la guerra con Castilla.

Juan II triunfó frente a sus adversarios e impuso como reina de Navarra a su tercera hija, Leonor, casada con Gastón De Foix, de donde arranca la implantación en Navarra de la Casa de Foix. Pero el conflicto entre Juan II y su hijo Carlos se extendió a Cataluña, donde provocó una guerra civil (1462-72) entre el rey, los payeses de remensa y la facción popular de la Busca, por un lado, y la Diputación, por otro. La Diputación llegó a ofrecer la Corona de Cataluña a Enrique Iv de Castilla, a Pedro de Portugal y a Renato de Provenza. El rey se impuso gracias a la ayuda de Luis Xi de Francia, al que hubo de compensar con la entrega del Rosellón y la Cerdaña.

A Juan II le sucedió en Aragón su hijo Fernando Ii el Católico (1479-1516), casado con la heredera de Castilla. Durante su reinado volvió a incorporarse a la Corona aragonesa el reino de Nápoles, que había permanecido en manos de una rama colateral de los Trastámara desde Fernando I de Calabria (1458-94), hijo bastardo de Alfonso V de Aragón, a quien éste legó por testamento el reino de Nápoles. Tras imponerse en dura lucha contra los barones napolitanos partidarios del duque de Lorena, consolidó su poder y lo transmitió a su hijo Alfonso Ii (1494-95). La Corona de Nápoles pasó de éste a su hijo Fernando Ii (1495-96) y luego a otro hijo de Fernando I, Fadrique (1496-1501), antes de reincorporarse a la rama principal de los Trastámaras aragoneses en la persona de Fernando el Católico.

Colabora para ampliar la biografía de Casa de Trastámara

¿Qué opinas de la crónica de la vida de Casa de Trastámara? ¿Has hallado la información que deseabas encontrar?

Sin duda conocer en profundidad a Casa de Trastámara es algo que está reservado a un grupo limitado de personas, y que tratar de reconstruir quién y cómo fue la vida de Casa de Trastámara es una especie de rompecabezasque posiblemente lleguemos a rehacer si contribuimos todos a la vez.

A causa de esto, si eres de aquellos que creen en que cooperando es posible elaborar algo mejor, y tienes información en relación con la biografía de Casa de Trastámara, o con respecto a algún faceta de su personalidad u obra que no se observe en esta biografía, te pedimos que nos lo hagas llegar.

Las sutilezas y las peculiaridades que llenan nuestras vidas son siempre fundamentales, ya que marcan la diferencia, y en el caso de la vida de un ser como Casa de Trastámara, que tuvo su importancia en una época determinada, es vital intentar brindar un panorama de su persona, vida y personalidad lo más exacta posible.

Sin dudarlo, contacta con nosotros para contarnos qué conocimientos tienes tú con respecto a Casa de Trastámara. Estaremos encantados de completar esta biografía con más información.

Biografías relacionadas