Biografía de Carmelo Alonso Bernaola

Si has llegado hasta aquí es porque eres consciente de la importancia que atesoró Carmelo Alonso Bernaola en la historia. Cómo vivió y aquello que hizo durante el tiempo que estuvo en el mundo fue determinante no sólo para aquellas personas que frecuentaron a Carmelo Alonso Bernaola, sino que tal vez legó una señal mucho más honda de lo que podamos sospechar en la vida de personas que tal vez nunca conocieron ni conocerán ya jamás a Carmelo Alonso Bernaola personalmente. Carmelo Alonso Bernaola fue una persona que, por alguna razón, merece no ser olvidado, y que para bien o para mal, su nombre jamás debe borrarse de la historia.

Apreciar lo bueno y lo malo de las personas destacadas como Carmelo Alonso Bernaola, personas que hacen girar y evolucionar al mundo, es una cosa sustancial para que seamos capaces de poner en valor no sólo la vida de Carmelo Alonso Bernaola, sino la de todos aquellos y aquellas que fueron inspiradas por Carmelo Alonso Bernaola, aquellas personas a quienes de de una u otra forma Carmelo Alonso Bernaola influenció, y ciertamente, entender y comprender cómo fue el hecho de vivir en la época y la sociedad en la que vivió Carmelo Alonso Bernaola.

Las biografías y las vidas de personas que, como Carmelo Alonso Bernaola, atraen nuestra atención, deben servirnos siempre como referencia y reflexión para ofrendar un marco y un contexto a otra sociedad y otra época de la historia que no son las nuestras. Tratar de entender la biografía de Carmelo Alonso Bernaola, el motivo por qué Carmelo Alonso Bernaola vivió del modo en que lo hizo y actuó del modo en que lo hizo durante su vida, es algo que nos ayudará por un lado a entender mejor el alma del ser humano, y por el otro, la manera en que se mueve, de forma implacable, la historia.

Vida y Biografía de Carmelo Alonso Bernaola

(Otxandiano, 1929 - Madrid, 2002) Compositor español. Al estallar la Guerra Civil se instaló junto a su familia en Medina de Pomar (Burgos), donde permanecería hasta 1946. Allí formó parte de un trío y de la banda de música de la localidad, para la que escribió marchas y otras composiciones. En la capital burgalesa recibió clases de los maestros Amoreti, Blanco y Quesada y años más tarde, en 1949, obtuvo la plaza de segundo clarinete de la Orquesta Sinfónica de Burgos.

En 1951 fue destinado a Madrid como clarinetista de la Banda del Ministerio de Ejército, y así pudo estudiar contrapunto, fuga y composición en el conservatorio madrileño con los profesores Massó, Calés Pina y Julio Gómez. En 1953 obtuvo un puesto de clarinetista en la Banda Municipal madrileña, pero la obtención del Premio de Roma en 1959 le llevó a instalarse en Italia.

Allí fue alumno de Goffredo Petrassi (Academia Santa Cecilia de Roma), quien, en palabras del propio Bernaola, "latinizó" su lenguaje musical. También en Italia, esta vez en la Academia Chigiana de Siena, trabajó la dirección orquestal con el maestro rumano Sergiu Celibidache. Asimismo, recibió lecciones de Bruno Maderna y Messiaen en los prestigiosos cursos estivales de Darmstadt (Alemania), donde pudo conocer la obra de Boulez, Stockhausen, Luigi Nono y Ramón Barce. También fue alumno de Jolivet y Tansman en los cursos de verano de Santiago de Compostela.

1962 fue el año en que obtuvo el Premio Nacional de Música con su Primer Cuarteto y en el que decidió regresar a Madrid para ocupar el puesto de profesor de armonía en el Conservatorio, así como el de clarinetista en la Banda Municipal. Poco tiempo después fue nombrado profesor de Música Cinematográfica en la Universidad de Valladolid. Más tarde, en 1981, pasó unos años en Vitoria para ocuparse de la dirección del conservatorio de dicha ciudad, y tras su jubilación volvió a Madrid, ciudad en la que fallecería.

Bernaola fue elegido Académico numerario de la Academia de Bellas Artes de San Fernando en 1990 en sustitución del fallecido Ernesto Halffter y, reconocido como uno de los máximos compositores españoles de su generación, recibió de nuevo el Premio Nacional de Música en 1992 en el apartado de composición. Asimismo, en 1988 fue nombrado Doctor Honoris Causa por la Universidad Complutense de Madrid y ese mismo año recibió el premio Goya a la Mejor Música Original por el largometraje Pasodoble. En 2001 le fue otorgado el Premio de la Fundación Guerrero, uno de los más importantes del panorama musical español. En junio de ese mismo año, la Orquesta Sinfónica de la BBC estrenó en el Festival de Música y Danza de Granada su obra Fantasías.

El músico vizcaíno sentía una profunda admiración por los compositores de la Segunda Escuela de Viena, en especial por Webern, y se consideraba estéticamente cercano a sus contemporáneos Cristóbal Halffter y Luis de Pablo, representantes junto a él y otros compositores de la llamada "Generación del 51". Fue gracias a De Pablo que se produjeron sus primeros contactos con el dodecafonismo. Su obra comienza dentro de la tradición escolástica y sigue criterios academicistas hasta la década de los años setenta, en la que comienza a experimentar con lenguajes aleatorios y a preocuparse por el serialismo y las tendencias de vanguardia. Esta trayectoria fue una constante en los miembros de la Generación del 51.

Las composiciones de Bernaola nacen de la materia musical misma, dejando al margen los problemas literarios, siempre al servicio de una libertad investigadora de primer orden. Su profunda formación tradicional le facilitó crearse un lenguaje avanzado y personal en el que destaca su talento para la orquestación. Si bien se sentía profundamente vasco, su obra apenas posee tintes folcloristas.

Entre sus composiciones se encuentran Suite-divertimento (1957, orquesta), Superficie nº 1 (1961, conjunto de cámara), Espacios Varia-dos (1962), Mixturas (1964), Traza (1966), Heterofonías (1967), Continuo (1968), Oda für Marisa (1970), Villanesca (1978), Variantes combinadas (1980, música de cámara), Nostálgico (1986), Abestiak (1989), Clamores y secuencias (1993) y piezas para instrumentos a solo. Escribió numerosas obras para cine y televisión, entre las que cabe citar la música para las películas El Love feroz (1975), Akelarre (1984), Espérame en el cielo (1987), Jarrapellejos (1987) y Adios con el corazón (2000); y para los programas televisivos Verano Azul y La Clave.

Colabora para ampliar la biografía de Carmelo Alonso Bernaola

¿Qué juicio te merece la crónica de la vida de Carmelo Alonso Bernaola? ¿ Hallaste la información que deseabas encontrar?

Sin duda conocer en profundidad a Carmelo Alonso Bernaola es algo que está reservado a muy pocas personas, y que pretender reconstruir la persona que fue y el modo en que vivió la vida de Carmelo Alonso Bernaola es una suerte de enigmaque posiblemente logremos reconstruir si colaboramos todos a la vez.

Por ese motivo, si eres de aquellos que confían en que de forma cooperativa se puede crear algo mejor, y tienes información acerca de la existencia de Carmelo Alonso Bernaola, o en relación con algún característica de su figura u obra que no hayamos observado en esta biografía, te solicitamos que nos lo hagas llegar.

Los matices y las sutilezas que llenan nuestras vidas son siempre esenciales, ya que perfilan la diversidad, y en la ocasión de la vida de un ser como Carmelo Alonso Bernaola, que tuvo su relevancia en un momento histórico concreto, es esencia tratar de brindar una visión de su persona, vida y personalidad lo más rigurosa posible.

Sin dudarlo, contacta con nosotros para relatarnos qué sabes tú en relación con Carmelo Alonso Bernaola. Estaremos complacidos de perfilar esta biografía con más información.

Biografías relacionadas