Biografía de Brad Pitt

Si has llegado hasta aquí es porque tienes consciencia de la relevancia que atesoró Brad Pitt en la historia. La forma en que vivió y aquello que hizo en el tiempo en que estuvo en el mundo fue decisivo no sólo para quienes trataron a Brad Pitt, sino que quizá legó una huella mucho más vasta de lo que podamossospechar en la vida de personas que tal vez nunca conocieron ni conocerán ya jamás a Brad Pitt personalmente.Brad Pitt fue un ser humano que, por algún motivo, merece no ser olvidado, y que para bien o para mal, su nombre jamás debe borrarse de la historia.

Las biografías y las vidas de personas que, como Brad Pitt, atraen nuestra curiosidad, tienen que servirnos siempre como referencia y reflexión para conferir un marco y un contexto a otra sociedad y otra etapa de la historia que no son las nuestras. Hacer un esfuerzo por comprender la biografía de Brad Pitt, el motivo por el cual Brad Pitt vivió como lo hizo y actuó del modo en que lo hizo durante su vida, es algo que nos ayudará por un lado a entender mejor el alma del ser humano, y por el otro, la forma en que avanza, de forma inexorable, la historia.

Vida y Biografía de Brad Pitt

(William Bradley Pitt; Shawnee, Oklahoma, 1963) Actor de cine estadounidense. Hijo de una maestra y del manager de una empresa de camiones, se crió en Springfield, Missouri, donde se graduó en la High School de Kickapoo. Cursó periodismo en la Universidad de Columbia, Missouri, pero abandonó los estudios y se trasladó a California con la intención de ser actor. Antes de comenzar su carrera se dedicó a todo tipo de trabajos ocasionales, como chófer de limusina o mozo de cuerda. Interpretó también pequeños papeles en series de televisión como Los problemas crecen, Dallas, Jóvenes policías y Treinta y tantos.

Su primera aparición en el cine fue como figurante en Golpe al sueño americano (1987), de Marek Kaniewska, y su primer papel protagonista supuso una de las más curiosas aventuras de su carrera: The dark side of the sun se rodó en la antigua Yugoslavia durante el verano de 1988, pero un recrudecimiento de la guerra hizo que se perdiera el material rodado. Tras una búsqueda que duró seis años, su productor, Angelo Arandjelovic, encontró el metraje perdido y estrenó la película cuando Pitt ya era una estrella internacional, con lo que recuperó con creces su inversión.

Tras una serie de pequeños papeles menores, le llegó su gran oportunidad con Thelma y Louise (1991), de Ridley Scott, una de las más famosas y polémicas películas de los años noventa. Pitt interpretaba en ella un papel secundario, pero importante: el de J. D., un ladrón de poca monta que es recogido por las protagonistas, Geena Davis y Susan Sarandon, mientras hace auto-stop y cuyas apariciones apenas suman los treinta minutos en total. Sin embargo, aunque breve, su aparición en Thelma y Louise cambió su vida por completo y le convirtió en el actor de moda de principios de los noventa: en apenas unos meses pasó de ser un desconocido a estar considerado como uno de los hombres más atractivos del mundo.

En su siguiente película, El río de la vida (1992), fue dirigido por otro símbolo sexual masculino, Robert Redford, que consiguió de él una de las mejores interpretaciones de su carrera. Mientras su cotización subía y la calidad de sus papeles era cada vez mayor, continuó apareciendo en pequeñas producciones como Johnny Suede (1992), dirigida por Tom DiCillo, en la que daba vida a un rockero de improbable peinado obsesionado con el recuerdo de Elvis Presley y con triunfar en el mundo de la música. En Una rubia entre dos mundos (1992), dirigida por el especialista en animación Ralph Bakshi, compartía cartel con Kim Basinger y Gabriel Byrne.

Para evitar caer en el encasillamiento interpretó también papeles más oscuros, como el psicópata de Early Grayce de Kalifornia (1993), de Dominic Sena. En Leyendas de pasión (1994), de Edward Zwick, repetía en cierta medida el esquema de El río de la vida. En ella interpreta a Tristan Ludlow, un joven indomable que se alista en el ejército para combatir en la Primera Guerra Mundial huyendo de un amor contrariado por la prometida de su hermano, Julia Ormond, y siguiendo el ejemplo de su padre, un antiguo coronel de caballería retirado en Montana interpretado por Anthony Hopkins.

Su siguiente película fue Entrevista con el vampiro (1994), del irlandés Neil Jordan, cuidada adaptación de la mítica novela escrita por Anne Rice en 1977. Pitt era el hilo conductor de la narración al interpretar a Louis, el vampiro al que entrevista Christian Slater en Nueva Orleans. La película cuenta con una barroca puesta en escena de Dante Ferretti y un reparto plagado de estrellas en el que destacan Antonio Banderas y Tom Cruise como el vampiro Lestat, el personaje clave de la serie de novelas de Anne Rice.

Mientras la fama de Pitt crecía considerablemente, sus romances con algunas de las más famosas actrices del momento le proporcionaban una buena publicidad. Entre sus conquistas figuran sus compañeras Geena Davis, Juliette Lewis, la estrella de la televisión Jennifer Aniston o la por entonces desconocida Gwyneth Paltrow, con quien participó en una de sus mejores películas, Seven (1995), de David Fincher, en la que acompañado de su compañero, interpretado por Morgan Freeman, investiga una serie de horribles crímenes perpetrados contra reconocidos practicantes de cada uno de los siete pecados capitales.

La primera nominación al premio de la Academia le llegó con la extraña y magnífica Doce monos (1995), del antiguo componente del grupo de humoristas Monty Phyton Terry Gilliam. Basada en la película experimental La Jetée, del documentalista francés Chris Marker y escrita por David y Janet Peoples, narra los viajes en el tiempo de Bruce Willis para salvar a la humanidad del ataque del "grupo de los Doce monos", un grupo terrorista-ecologista. Brad Pitt interpretaba al hijo esquizofrénico de un magnate de la ingeniería genética a quien Willis conoce en un sanatorio mental. Pitt obtuvo una merecida nominación al Oscar al mejor actor secundario.

En 1996 participó en Sleepers (1996), de Barry Levinson, donde tuvo la oportunidad de trabajar al lado de grandes actores como Robert De Niro, Dustin Hoffman o el italiano Vittorio Gassman. Basada en el libro autobiográfico de Lorenzo Carcaterra, Sleepers cuenta la historia real de los abusos que sufren en el reformatorio cuatro amigos y la posterior venganza contra el jefe de los guardas, un magnífico Kevin Bacon. Brad Pitt interpretaba en ella a Michael Sullivan, ayudante del fiscal que tiene que acusar de asesinato a dos de sus amigos. Pese a lo espectacular de su reparto, el filme no cumplió las expectativas y no se encuentra entre los mejores trabajos de Pitt, como tampoco la última película del director Alan J. Pakula, La sombra del diablo (1997), que coprotagonizó con Harrison Ford. Fue éste uno de los trabajos con los que Pitt quedó menos satisfecho y del que estuvo a punto de retirarse al ser cambiado el guión durante el rodaje, pero un posible pleito de casi sesenta millones de dólares le llevaría a acabarla a regañadientes.

Con paso firme, sin embargo, Pitt continúa su trayectoria cinematográfica. En Siete años en el Tibet (1996), del francés Jean-Jacques Annaud, interpretaba otro papel basado en un personaje real: el montañero y aventurero austriaco (y simpatizante del nazismo) Heinrrich Harrer, el primer occidental que ascendió hasta la ciudad santa de Lhasa en el Tíbet y convivió con el Dalai Lama. La película utilizaba abiertamente el nombre de Pitt como reclamo publicitario y se unió a la moda del budismo que invadió Hollywood a finales de los noventa; el gobierno chino declaró al actor persona non grata y le prohibió la entrada en su territorio.

Consolidado como una de las estrellas más taquilleras de su generación y como símbolo sexual, cobró la astronómica cifra de diecisiete millones de dólares por su siguiente película, ¿Conoces a Joe Black? (1997). Dirigida por Martin Brest y basada en La muerte de vacaciones (1934), de Mitchell Leisen, Pitt interpretaba en ella al Joe Black del título, personificación de la muerte que ha de llevarse a un millonario, Anthony Hopkins, pero que al llegar a la mansión se enamora de su hija.

Una trayectoria tan consolidada como la suya hace que, naturalmente, la filmografía de Brad Pitt crezca sin cesar año tras año. Entre sus últimas películas destacan El Club de la Lucha (1999), Cerdos y diamantes (2000), The Mexican (2001), Spy Game (2001), Ocean´s Eleven (2001), Recordando a Jack (2001), Full Frontal (2002), Confesiones de una mente peligrosa (2002) y Troya (2004).

Colabora para ampliar la biografía de Brad Pitt

¿Qué juicio te merece la existencia de Brad Pitt? ¿Has podido leer todo aquello que esperabas encontrar?

Sin duda alguna descubrir en lo más recóndito a Brad Pitt es algo que está reservado a pocas personas, y que pretender recomponer quién fue y cómo fue la vida de Brad Pitt es una suerte de enigmaque a lo mejor podamos rehacer si contribuimos conjuntamente.

Por ese motivo, si eres de aquellos que confían en que de forma cooperativa es posible crear algo mejor, y tienes información acerca de la biografía de Brad Pitt, o en relación con algún pormenor de su personalidad u creación que no se observe en esta biografía, te solicitamos que nos lo hagas llegar.

Los matices y las sutilezas que llenan nuestras vidas son en todos los casos determinantes, ya que perfilan la diversidad, y en el tema de la vida de un ser como Brad Pitt, que tuvo su importancia en una época concreta, es vital procurar brindar una visión de su persona, vida y personalidad lo más rigurosa posible.

Sin titubeos, contacta con nosotros para relatarnos qué sabes tú con respecto a Brad Pitt. Estaremos muy contentos de perfeccionar esta biografía con más información.