Biografía de Boris Tadic

La historia de las civilizaciones la escriben aquellas mujeres y hombres quea lo largo de los siglos, gracias a su forma de actuar, sus ideales, sus hallazgos o su arte; han ocasionado quela civilización, de una forma u otra,avance.

Ya sea inspirando a más personas o tomando parte de la acción. Boris Tadic es uno de esos seres humanos cuya vida, sin duda alguna, merece nuestra atención por el nivel de influencia que tuvo en la historia.Conocer la existencia de Boris Tadic es comprender más sobre etapa determinada de la historia de la humanidad.

Si has llegado hasta aquí es porque tienes consciencia de la relevancia que tuvo Boris Tadic en la historia. La forma en que vivió y las cosas que hizo mientras permaneció en este mundo fue decisivo no sólo para quienes conocieron a Boris Tadic, sino que a caso produjo una huella mucho más profunda de lo que podamosconcebir en la vida de gente que tal vez nunca conocieron ni conocerán ya jamás a Boris Tadic de forma personal.Boris Tadic fue una de esas personas que, por algún motivo, merece ser recordado, y que para bien o para mal, su nombre nunca debe borrarse de la historia.

Apreciar lo bueno y lo malo de las personas relevantes como Boris Tadic, personas que hacen girar y evolucionar al mundo, es una cosa esencial para que podamos valorar no sólo la vida de Boris Tadic, sino la de toda aquellas gentes que fueron inspiradas por Boris Tadic, aquellas personas a quienes de un modo u otro Boris Tadic influenció, y por supuesto, comprender y entender cómo fue el hecho de vivir en el periodo histórico y la sociedad en la que vivió Boris Tadic.

Vida y Biografía de Boris Tadic

(Sarajevo, Bosnia-Herzegovina, 1958) Político serbio, presidente de Serbia desde 2004. Líder del Partido Democrático (DS), se ha distinguido por su posturas europeístas, manifestando el deseo de que Serbia ingrese cuanto antes en la Unión Europea, pero defendiendo también la preservación de la integridad territorial del país

Boris Tadic nació en el seno de una familia de intelectuales de izquierda. Su padre, Ljubomir Tadic, militante de la Liga de Comunistas y periodista, era profesor de filosofía en la Universidad de Belgrado, de la que fue expulsado por su oposición al régimen. Su madre, Nevenka, es psicóloga. La familia se trasladó a Belgrado cuando Boris tenía tres años.

Tadic estudió psicología social en la misma facultad en la que había enseñado su padre y fue detenido varias veces por actividades políticas ilegales, pero nunca fue encarcelado. Profesor en un instituto de bachillerato, ejerció simultáneamente el periodismo y la docencia universitaria en la disciplina de propaganda política en la Universidad de Belgrado hasta 2003.

Participó en la refundación (febrero de 1990) del Partido Democrático (DS), situado en el centro-izquierda, en recuerdo de la organización serbia homónima surgida en 1919, pero proscrita después de 1945. Los resultados fueron decepcionantes en las primeras elecciones pluralistas de 1990 en Yugoslavia (sólo siete escaños en la Asamblea Federal), a partir de las cuales se consolidaría el nuevo régimen de Slobodan Milosevic, líder comunista pasado al nacionalismo más estridente.

En 1998, Tadic fundó el Centro para el Desarrollo de la Democracia, una organización no gubernamental (ONG) para la promoción de la educación cívica y política que organizó numerosos actos de protesta contra la deriva dictatorial del gobierno. La Oposición Democrática de Serbia (DOS), coalición de varios partidos en la que estaba integrado el DS, arreció en su agitación en 1999, tras la desastrosa campaña militar de Kosovo y la capitulación de las fuerzas serbias ante los bombardeos de la OTAN. En las elecciones federales (24 de septiembre de 2000), Tadic resultó elegido diputado.

Tras la caída de Milosevic por una revuelta popular en Belgrado (5 de octubre de 2000), dirigida por la DOS, Tadic fue ministro federal de Comunicaciones (2000-2003) y luego ministro de Defensa de Serbia y Montenegro (2003) en un gobierno de coalición encabezado por Zoran Djindjic, líder del DS. Vicepresidente del Parlamento de la República Federal y portavoz parlamentario de la coalición democrática, fue uno de los promotores de la detención de Milosevic y de su entrega al Tribunal Penal Internacional para la extinta Yugoslavia de La Haya (28 de junio de 2001), lo que provocó una grave crisis política.

El asesinato del primer ministro Djindjic, presuntamente por elementos paramilitares en connivencia con la policía (12 de marzo de 2003), obligó al DS a reorganizar su dirección, que pasó a ser colegiada con cuatro vicepresidencias, una de las cuales recayó en Tadic. Pero los malos resultados en las elecciones generales de Serbia (28 de diciembre de 2003), en las que quedó en tercera posición (12 % de los votos y 37 diputados), forzaron al partido a convocar una convención que lo eligió nuevo presidente (22 de febrero de 2004).

Con el propósito de contener a las fuerzas nacionalistas en auge, presentó su candidatura a la presidencia de la República de Serbia, cargo que estaba vacante desde diciembre de 2002. En la primera vuelta (13 de junio de 2004), el más votado fue el candidato del Partido Radical Serbio (SRS, ultranacionalista), Tomislav Nikolic, con el 30,4 % de los sufragios, y Tadic quedó en segundo lugar con el 27,6 %,. Pero Tadic triunfó en la segunda vuelta (27 de junio), con el 53,34 % de los votos, tras recibir el respaldo a regañadientes del primer ministro, el también nacionalista Vojislav Kostunica.

La campaña electoral sirvió para establecer una nítida línea divisoria entre los nacionalistas, anclados en un discurso victimista, y los proeuropeos, representados por Tadic, que denunciaron el “aislamiento diplomático” e hicieron campaña en favor del ingreso de Serbia en la Unión Europea (UE) como garantía de progreso y estabilidad.

Tadic tomó posesión como presidente de la República de Serbia y Montenegro el 11 de julio de 2004, para un mandato de cinco años. Los poderes del jefe del estado están restringidos al arbitraje propio de un sistema parlamentario y a la representación exterior. En su discurso inaugural abogó por intensificar la cooperación de Serbia con el Tribunal Penal Internacional, que reclamaba la entrega de algunos personajes serbios acusados de crímenes de guerra como Radovan Karadzic y Ratko Mladic, que se hallaban en paradero desconocido desde el final de la guerra de Bosnia (1995).

Aunque el poder real recaía en el gobierno, dirigido por Vojislav Kostunica, Tadic se embarcó en una actividad diplomática sin precedentes en pro de la vinculación con la Europa occidental. Realizó una visita al papa Benedicto XVI (28 de septiembre de 2005), la primera de un jefe de estado de Serbia, país que con mayoría abrumadora profesa la religión ortodoxa. Tras el referéndum que decidió la independencia de Montenegro, proclamada el 8 de junio de 2006, fue el primer jefe de estado que visitó Podgorica, la capital montenegrina, sin plantear ningún reproche por la secesión.

Tadic asistió en Budapest a los actos conmemorativos del cincuentenario de la insurrección húngara de 1956, aplastada por las tropas soviéticas, y descubrió una placa en la embajada de Serbia en la capital húngara en honor de Imre Nagy, el jefe del gobierno magiar que se refugió en la entonces legación de Yugoslavia, pero al que se negó asilo político. Nagy fue entregado a los soviéticos, que lo trasladaron a Rumania y lo devolvieron a Hungría, donde fue sometido a un juicio secreto e inicuo y fusilado. En una declaración del 24 de junio de 2007, Tadic pidió perdón a los ciudadanos de Croacia por cualquier crimen cometido en nombre de Serbia durante la guerra entre ambas naciones en 1991, decisión poco apreciada por el gobierno de Kostunica, proclive a repartir las culpas por las guerras que destruyeron Yugoslavia.

Tras la independencia de Montenegro, y en aplicación de la nueva Constitución de Serbia, aprobada por referéndum en octubre de 2006, se convocaron nuevas elecciones para la presidencia y Tadic se presentó a la reelección con un programa que incluía la integración en Europa y, al mismo tiempo, la defensa de la integridad territorial y la soberanía serbia sobre Kosovo y Metohija. Sus lemas de campaña fueron “Por una Serbia fuerte y estable” y “Conquistemos Europa juntos”.

En la primera vuelta (20 de enero de 2008), el candidato más votado fue el ultranacionalista Nikolic (40,76 % de los votos), que ya había competido en 2004, seguido por Tadic (36,08 %). Pero, una vez más, Tadic logró la victoria decisiva en la segunda vuelta (3 de febrero) con un resultado muy ajustado: 51,19 % de los sufragios frente al 48,81 % de su rival. Tomó posesión del cargo, para otro mandato de cinco años, el 15 de febrero.

El 17 de febrero, la Asamblea de Kosovo declaró unilateralmente la independencia de Serbia y se convirtió de facto en un nuevo estado, con el respaldo de Estados Unidos y la mayoría de los países de la UE. Tadic aseguró que Belgrado jamás reconocería el hecho consumado, pero reiteró: “Por dolorosa que resulte la pérdida de la región […], no debe condicionar las negociaciones con Bruselas”. Ante las divergencias surgidas sobre la cuestión y la dimisión del primer ministro Kostunica, se vio forzado a convocar elecciones generales anticipadas, tras las Mirko Cvetkovic se convirtió en el nuevo primer ministro.

Colabora para ampliar la biografía de Boris Tadic

¿Qué juicio te merece la crónica de la vida de Boris Tadic? ¿Has hallado todo aquello que suponías que ibas a hallar?

Obviamente conocer profundamente a Boris Tadic es algo que está reservado a un grupo limitado de personas, y que intentar reconstruir la persona que fue y el modo en que vivió la vida de Boris Tadic es una especie de puzzleque tal vez consigamos rehacer si contribuimos conjuntamente.

Por eso, si eres del tipo de personas que confían en que cooperando existen posibilidades de hacer algo mejor, y tienes información sobre la vida de Boris Tadic, o acerca de algún detalle de su persona u obra que no se observe en esta biografía, te solicitamos que nos lo envíes.

Los matices y las sutilezas que ocupan nuestras vidas son decididamente determinantes, ya que perfilan la diversidad, y en la ocasión de la vida de una persona como Boris Tadic, que poseyó su trascendencia en un momento concreto de la historia, es imprescindible tratar de ofrecer un aspecto de su persona, vida y personalidad lo más exacta posible.

Sin dudarlo, contacta con nosotros para referirnos qué sabes tú acerca de Boris Tadic. Estaremos complacidos de completar esta biografía con más información.

Biografías relacionadas