Biografía de Benjamín de Tudela

La historia de la civilización la escriben las personas queen el transcurrir de los siglos, gracias a su forma de actuar, sus ideales, sus hallazgos o su arte; han ocasionado queel mundo, de un modo u otro,progrese.

Ya sea inspirando a más personas o siendo parte de la actuación. Benjamín de Tudela es uno de esos seres humanos cuya vida, realmente, merece nuestra atención debido al grado de influencia que tuvo en la historia.Comprender la biografía de Benjamín de Tudela es conocer más sobre un periodo concreto de la historia del ser humano.

Las biografías y las vidas de personas que, como Benjamín de Tudela , seducen nuestra atención, tienen que servirnos siempre como referencia y reflexión para conferir un marco y un contexto a otra sociedad y otra época que no son las nuestras. Intentar entender la biografía de Benjamín de Tudela , porqué Benjamín de Tudela vivió de la forma en que lo hizo y actuó del modo en que lo hizo durante su vida, es algo que nos impulsará por un lado a comprender mejor el alma del ser humano, y por el otro, la manera en que avanza, de forma inevitable, la historia.

Vida y Biografía de Benjamín de Tudela

(Tudela, Navarra, ? - h. 1173) Viajero judío. Este rabino de Tudela realizó entre 1160 y 1171 un largo viaje para tomar contacto con las comunidades judías dispersas por los países ribereños del Mediterráneo. Su itinerario le llevó de Tudela a Zaragoza, Tortosa, Barcelona, Narbona, Montpellier, Arles, Marsella, Génova, Pisa, Roma, Nápoles, Salerno, Tarento y Otranto; luego recorrió el Imperio Bizantino y las islas del Egeo; también recorrió los reinos cristianos de los cruzados en Siria y Palestina; se adentró en el mundo musulmán visitando el Imperio Seléucida (Mesopotamia); en Basora se embarcó para circunnavegar la península Arábiga, llegando hasta el Egipto fatimí; y de allí volvió a España pasando por Sicilia. En su relato, publicado en hebreo en Constantinopla en 1543, se incluyen observaciones sobre la situación material, la cultura y la política de los países que visitó; pero sobre todo describe con todo lujo de datos y detalles el estado de las comunidades judías. También se esforzó por reunir noticias sobre las comunidades judías de países en los que no estuvo, como Arabia, Persia, Asia central, India o Ceilán; e incluso menciona la existencia de la judería de Kai Fong en China.

Rabino y hombre de vasta cultura, que se refleja en las numerosas citas bíblicas y talmúdicas esparcidas en sus escritos, Benjamín de Tudela fue notable viajero y debió sentir profundo amor por su pueblo y sus instituciones, puesto que en sus viajes cuidaba sobre todo de enterarse con todo detalle de cómo vivían los de su raza, desde los más humildes hasta los más ricos y sabios, describiendo el mundo judío de forma análoga a como, dos siglos después, Ibn Battuta reflejaría el mundo árabe. Exacto y objetivo al relatar cuanto ve con sus propios ojos, se deja llevar no obstante de una credulidad excesiva por cuanto oye referente a otros países por él no visitados; mal muy frecuente entre los viajeros de su época y achacable al aislamiento en que vivían unos pueblos de otros, lo que daba lugar a desatadas fantasías y evidentes exageraciones e inexactitudes.

Llevó a cabo su famoso periplo entre los años 1158 y 1171, durante el reinado de Sancho VI de Navarra, según se desprende de las fechas dadas por él mismo en su obra. Ya de regreso a España le sorprendió la muerte cuando, al parecer, preparaba nuevos viajes. El Libro de viajes de Benjamín de Tudela ha sido siempre muy apreciado entre los hebreos (el número de manuscritos que se conservan es un buen testimonio), debido a que constituye una fuente de información veraz sobre el estado de la diáspora en el siglo XII y además contiene un buen inventario de los judíos de cada ciudad. El más antiguo y mejor de los manuscritos conservados es el del British Museum de Londres (Reino Unido), del siglo XIII, que sin embargo no es la base de la primera edición princeps impresa en Constantinopla por Soncino, en 1543. La obra no se conoció en Occidente hasta la traducción latina de Arias Montano, que vio la luz en Amberes (Flandes) bajo el título Itinerarium Banjamini Tudelensis (1575); la mejor edición moderna, con versión inglesa, es la de Adolf Asher (Londres, 1840).

El Libro de viajes podría ser encuadrado fácilmente dentro de las narraciones de viaje musulmanas de la época (rihlas) y se aproxima más a éstas que a cualquier otra obra del género de origen cristiano. Benjamín de Tudela es, en este aspecto, como muchos otros judíos sefardíes, un fiel discípulo e imitador de los saberes de los árabes. En la relación de su viaje abundan las noticias históricas, entre las que destacan las que recoge acerca de los núcleos judíos (importancia numérica, sinagogas, rabinos, etc.) de la Diáspora y también de Palestina, de la que da una descripción muy cuidada y detallada. Su espíritu se enorgullece cuando puede citar el caso de alguna provincia dominada políticamente por ellos, como ocurre con Taima (Arabia), Nisapur (Persia), Haybar (Arabia) y con los falachas de Etiopía.

Junto a los datos propiamente históricos (puede decirse que Benjamín de Tudela es el primer asiriólogo) aparecen notas sobre la economía, la industria, la agricultura, etc., señalando incluso la importancia comercial de algunas localidades (por eso se ha supuesto que el autor era comerciante). La mayoría de los datos proceden de observaciones personales, en general objetivas, de Benjamín. En sus descripciones del oeste asiático se anticipó en cien años a Marco Polo; hay que notar, sin embargo, que los datos que se refieren a países situados al este y al sur de Bagdad son fruto de informaciones recogidas (él mismo dice que "escribió las cosas que vio o que oyó de boca de personas veraces"), a veces no muy exactas.

Colabora para ampliar la biografía de Benjamín de Tudela

¿Qué te ha parecido la crónica de la vida de Benjamín de Tudela ? ¿Hallaste toda aquella información que pensabas que ibas a encontrar?

Obviamente conocer en profundidad a Benjamín de Tudela es algo que se reserva a pocas personas, y que intentar reconstruir la persona que fue y el modo en que vivió la vida de Benjamín de Tudela es una suerte de enigmaque con bastante probabilidad podamos rehacer si contribuimos todos juntos.

Por ese motivo, si eres de las personas que creen en que de forma colaborativa es posible crear algo mejor, y detentas información sobre la biografía de Benjamín de Tudela , o en relación con algún matiz de su persona u obra que no se observe en esta biografía, te solicitamos que nos lo hagas llegar.

Las sutilezas y las peculiaridades que ocupan nuestras vidas son siempre fundamentales, ya que marcan la diferencia, y en el tema de la vida de una persona como Benjamín de Tudela , que tuvo su trascendencia en una época determinada, es vital tratar de mostrar un panorama de su persona, vida y personalidad lo más exacta posible.

contacta con nosotros para narrarnos qué conoces acerca de Benjamín de Tudela . Estaremos encantados de poder completar esta biografía con más información.