Biografía de Atenágoras I

Si has llegado hasta aquí es porque eres consciente de la trascendencia que atesoró Atenágoras I en la historia. El modo en que vivió y las cosas que hizo mientras permaneció en el mundo fue determinante no sólo para aquellas personas que conocieron a Atenágoras I , sino que a lo mejor produjo una señal mucho más insondable de lo que logremosconcebir en la vida de gente que tal vez nunca conocieron ni conocerán ya nunca a Atenágoras I de forma personal.Atenágoras I fue un ser humano que, por alguna causa, merece no ser olvidado, y que para bien o para mal, su nombre jamás debe borrarse de la historia.

Conocer lo bueno y lo malo de las personas relevantes como Atenágoras I , personas que hacen rodar y cambiar al mundo, es una cosa básica para que seamos capaces de valorar no sólo la existencia de Atenágoras I , sino la de todos aquellos y aquellas que fueron inspiradas por Atenágoras I , aquellas personas a quienes de de una u otra forma Atenágoras I influyó, y sin duda, comprender y entender cómo fue el hecho de vivir en el momento de la historia y la sociedad en la que vivió Atenágoras I .

Vida y Biografía de Atenágoras I

(Ioannina, 1886 - Estambul, 1972) Prelado ortodoxo. Cursó estudios teológicos en la Facultad de Halki. Al finalizar la carrera eclesiástica, prestó sus servicios como diácono y más tarde como secretario general de la diócesis de Atenas. En 1925 fue designado metropolita (arzobispo) de Corfú, y en 1937 fue elevado a la sede arzobispal ortodoxa de Nueva York, con jurisdicción espiritual sobre todos los ortodoxos griegos de América, con título de metropolita para todo el continente.

Desempeñó este cargo durante once años, haciéndose célebre por su forma de gobernar tan dispersas y dilatadas comunidades, que bajo su dirección alcanzaron un alto nivel disciplinar y religioso. Sus continuos viajes, su trato con las más diversas denominaciones cristianas y sus contactos con la Iglesia católica alentaron en él un sincero deseo de diálogo entre los cristianos de Oriente y Occidente.

Su nombre comenzó a sonar internacionalmente a partir de 1948, cuando fue elegido Patriarca Ecuménico de Constantinopla. Desde ese momento acarició la esperanza de acercarse, si no de llegar, a la unión de todos los cristianos. Para ello, fortaleció la unión interna entre las mismas comunidades bizantino-esclavas, realizando multitud de viajes y contactos con las autoridades responsables de los cristianos ortodoxos. También se ocupó de la preparación y reunión de diversas asambleas pan-ortodoxas, como las de Rodas en 1961 y 1963, para tratar sobre los observadores que se enviaron al Concilio Vaticano II en un espíritu de diálogo y amistad.

Con respecto a la Iglesia católica, le sirvió desde el primer momento la amistad que mantuvo con Juan Xxiii; cuando éste fue elegido papa, se multiplicaron las relaciones entre ambas iglesias. Más tarde se entrevistó con Paulo Vi en Jerusalén, en un viaje que realizó el papa a los Santos Lugares. En 1967 le recibió en su residencia del Fanar. Posteriormente Atenágoras visitó al Papa y al sínodo de los obispos reunido en Roma, durante el transcurso de un viaje en el que se entrevistó con los jefes de las iglesias ortodoxas de Serbia, Bulgaria y Rumania, con los dirigentes del Consejo ecuménico de las Iglesias en Ginebra y con el primado de la iglesia anglicana en Londres.

Colabora para ampliar la biografía de Atenágoras I

¿Qué te ha parecido la vida de Atenágoras I ? ¿Has hallado la información que esperabas hallar?

Es cierto que descubrir en lo más recóndito a Atenágoras I es algo que se reserva a pocas personas, y que tratar de recomponer la persona que fue y el modo en que vivió la vida de Atenágoras I es una suerte de puzzleque con bastante probabilidad lleguemos a rehacer si cooperamos juntos.

Por ese motivo, si eres de aquellos que creen en que de modo colaborativo se puede elaborar algo mejor, y detentas información en relación con la existencia de Atenágoras I , o sobre algún elemento de su personalidad u obra que no se contemple en esta biografía, te pedimos que nos lo envíes.

Los matices y las sutilezas que ocupan nuestras vidas son siempre importantes, ya que destacan la singularidad, y en la ocasión de la vida de un ser como Atenágoras I , que tuvo su importancia en una época concreta, es vital tratar de ofrecer un panorama de su persona, vida y personalidad lo más precisa posible.

No lo dudes y contacta con nosotros para relatarnos qué conocimientos posees acerca de Atenágoras I . Estaremos muy contentos de perfeccionar esta biografía con más información.