Biografía de Arvydas Sabonis

La historia de la civilización está contada por aquellas mujeres y hombres quea lo largo del tiempo, gracias a su forma de actuar, sus ideales, sus hallazgos o su arte; han hecho queel mundo, de una forma u otra,prospere.

Si has llegado hasta aquí es porque tienes conocimiento de la relevancia que detentó Arvydas Sabonis en la historia. Cómo vivió y las cosas que hizo en el tiempo en que permaneció en este mundo fue decisivo no sólo para las personas que conocieron a Arvydas Sabonis, sino que a caso produjo una señal mucho más honda de lo que podamossospechar en la vida de gente que tal vez jamás conocieron ni conocerán ya jamás a Arvydas Sabonis de forma personal.Arvydas Sabonis fue una persona que, por alguna razón, merece no ser olvidado, y que para bien o para mal, su nombre nunca debe borrarse de la historia.

Apreciar lo bueno y lo malo de las personas destacadas como Arvydas Sabonis, personas que hacen rodar y cambiar al mundo, es algo esencial para que seamos capaces de valorar no sólo la existencia de Arvydas Sabonis, sino la de todas aquellas personas que fueron inspiradas por Arvydas Sabonis, personas a quienes de de una u otra forma Arvydas Sabonis influyó, y sin duda, comprender y entender cómo fue el hecho de vivir en el momento de la historia y la sociedad en la que vivió Arvydas Sabonis.

Las biografías y las vidas de personas que, como Arvydas Sabonis, cautivan nuestra curiosidad, tienen que valernos en todo momento como referencia y reflexión para ofrecer un marco y un contexto a otra sociedad y otra época que no son las nuestras. Hacer un esfuerzo por comprender la biografía de Arvydas Sabonis, porqué Arvydas Sabonis vivió de la forma en que lo hizo y actuó de la forma en que lo hizo en su vida, es algo que nos impulsará por un lado a vislumbrar mejor el alma del ser humano, y por el otro, la forma en que avanza, de forma inexorable, la historia.

Vida y Biografía de Arvydas Sabonis

(Kaunas, 1964) Baloncestista lituano. Llamada cariñosamente El gigante del Este, por sus 2,20 metros de altura y sus 117 kilos de peso, ocupa un lugar prominente entre los jugadores formados en el baloncesto soviético. Participó en tres citas olímpicas con dos selecciones, la Unión Soviética y Lituania, y en todas ellas subió al podio.

Su actividad profesional comenzó en 1982, con su debut con la selección absoluta de la URSS, en Colombia, que se proclamó campeona del Mundo en ese torneo. En 1983 consiguió ser campeón del Mundo júnior y al año siguiente conquistó con su equipo, el Zhalguiris Kaunas, la Copa de Europa, con el que ganó, además, tres Ligas de la Unión Soviética y una Copa Intercontinental. En 1984 se proclamó subcampeón de la Recopa y logró el título de campeón de Europa con su selección en Stuttgart (Alemania).

La brillante trayectoria del joven Sabonis en la década de los 80 llamó la atención a la Liga profesional americana, la NBA, que empezó a seguir sus pasos de cerca. Por fin, ese mismo año 1986, el Portland Trail Blazers le seleccionó para jugar en la NBA.

Sin embargo, su brillante carrera se vio truncada en 1987 por una grave lesión en el tendón de Aquiles, lo que condicionó inevitablemente su carrera. Para compensar esta dolencia y sus sucesivas secuelas, Sabonis desarrolló al máximo su inteligencia sobre la pista. Tras permanecer alejado de las canchas durante algunos meses volvió a jugar con su equipo y con la selección soviética. En 1988 se proclamó con la URSS campeón olímpico en los Juegos de Seúl.

Los cambios políticos en su país propiciaron, un año más tarde, su pase al baloncesto español, mientras sus problemas físicos se agudizaban partido tras partido. El Fórum Valladolid apostó por él y la operación no pudo ser más rentable. En su primera temporada (1989-1990) con el equipo vallisoletano, Sabonis consiguió el mejor promedio de rebotes defensivos y ser el máximo taponador de la Liga ACB. Durante la temporada 1990-1991 logró que el Fórum terminara séptimo en la Liga y que se clasificara para la Copa Korac.

Después de tres años en el equipo del Pisuerga, el Real Madrid le reclamó con la intención de acabar con la hegemonía del Barcelona en el deporte de la canasta. Pese a que los problemas físicos seguían manifestándose, Sabonis cumplió con su cometido y dio todo lo que se esperaba de él. Un mes antes de debutar en su nuevo club volvió a acudir a unas Olimpiadas, las de Barcelona 92, esta vez con la selección de Lituania, que conquistó la medalla de bronce tras caer en semifinales frente al «dream team» de Michael Jordan, Magic Johnson y Larry Bird.

Con el equipo madrileño permaneció tres temporadas en las que ganó dos veces la Liga (1993 y 1994), una Copa del Rey (1993) y una Copa de Europa, además de ser nombrado mejor jugador de Europa en 1995. Con 30 años cumplidos, los Trail Blazers volvieron a llamar a la puerta y acabó estampando su firma en el equipo de Portland (Oregón, EE.UU) el 30 de septiembre de 1995, ya que, según sus propias palabras, no le quedaba "nada por hacer en el baloncesto europeo". En 1995 fue elegido como integrante del equipo ideal de los rookies de la NBA.

En 1996 acudió a su tercera cita olímpica con el equipo lituano en Atlanta 96, donde consiguió su segunda medalla de bronce en unas Olimpiadas. Además de las medallas olímpicas (una de oro y dos de bronce) conquistó numerosos triunfos en otras competiciones internacionales, como el oro en el Mundial de Colombia de 1982, la medalla de plata en el Mundial de España de 1986, la de oro en los de Stuttgart de 1985, la de plata en el Europeo de Atenas de 1995 con la selección lituana, dos medallas de bronce en los Europeos de Nantes de 1983 y los de Zagreb de 1989, entre otras muchas.

En el verano de 2002 y con 37 años cumplidos, el pívot lituano fichó de nuevo por el Trail Blazers de Portland por una temporada. Un año después regresó al Zalgiris Kaunas, el club de toda su vida, no sólo como jugador sino también como accionista.

Colabora para ampliar la biografía de Arvydas Sabonis

¿Qué juicio te merece la vida de Arvydas Sabonis? ¿Hallaste toda aquella información que deseabas encontrar?

Está claro que llegar a comprender a Arvydas Sabonis es algo que se reserva a pocas personas, y que pretender recomponer la persona que fue y el modo en que vivió la vida de Arvydas Sabonis es una especie de rompecabezasque probablemente podamos reconstruir si cooperamos todos juntos.

Por ese motivo, si eres de aquellos que confían en que de modo colaborativo es posible hacer algo mejor, y tienes información sobre la vida de Arvydas Sabonis, o en relación con algún particularidad de su figura u obra que no hayamos observado en esta biografía, te solicitamos que nos lo envíes.

Los matices y las sutilezas que ocupan nuestras vidas son decididamente esenciales, ya que marcan la diferencia, y en el caso de la vida de alguien como Arvydas Sabonis, que poseyó su trascendencia en un momento concreto de la historia, es indispensable tratar de ofrecer un panorama de su persona, vida y personalidad lo más rigurosa posible.

Sin titubeos, contacta con nosotros para contarnos qué conocimientos tienes tú sobre Arvydas Sabonis. Estaremos muy contentos de completar esta biografía con más información.