Biografía de Antonio de Torquemada

La historia universal está escrita por los hombres y mujeres queen el transcurrir de los siglos, gracias a su proceder, sus ideas, sus innovaciones o su ingenio; han hecho queel mundo, de un modo u otro,prospere.

Si has llegado hasta aquí es porque sabes de la relevancia que detentó Antonio de Torquemada en la historia. La forma en que vivió y lo que hizo mientras permaneció en el mundo fue decisivo no sólo para quienes trataron a Antonio de Torquemada, sino que posiblemente legó una huella mucho más honda de lo que podamosconcebir en la vida de gente que tal vez nunca conocieron ni conocerán ya nunca a Antonio de Torquemada en persona.Antonio de Torquemada fue una persona que, por algún motivo, merece no ser olvidado, y que para bien o para mal, su nombre jamás debe borrarse de la historia.

Vida y Biografía de Antonio de Torquemada

(Astorga, León, c. 1507 - León, 1569) Escritor español. Estuvo al servicio del Conde De Benavente. Fue autor de una novela de caballerías, Historia del invencible caballero don Olivante de Laura, príncipe de Macedonia (1564), condenada al fuego por Cervantes en el Quijote (parte 1ª, cap. VI). Escribió también Jardín de flores curiosas (1570) y un importante libro de diálogos, Los coloquios satíricos, con un coloquio pastoril y gracioso al cabo de ellos (1553), el último de los cuales inauguró el género pastoril en España.

Originario al parecer de tierras leonesas e insigne poeta y humanista, Antonio De Torquemada fue secretario del Conde De Benavente durante más de veinte años. Su obra más destacada es Los coloquios satíricos, con un coloquio pastoril y gracioso al cabo de ellos (1553), en la que se critican diversos aspectos de la sociedad contemporánea. Consta de seis diálogos sobre temas diversos entre varios amigos (siempre distintos), más un séptimo que por su temática y desarrollo cae fuera del género de los coloquios satíricos. La obra no es sólo importante por el uso del diálogo, dentro de la más genuina tradición lucianesca y erasmista típica del humanismo español, sino precisamente por ser el último de sus diálogos el primer ejemplo de narrativa pastoril en la literatura española.

Los seis primeros coloquios versan sobre variados temas: sobre los daños corporales y espirituales del juego (I); sobre lo que los boticarios y médicos tienen que hacer para cumplir con su conciencia y oficio (II); sobre las excelencias y perfección de la vida pastoril (III); sobre el desorden en el comer, en el beber (IV) y en el vestir (V); y, finalmente, sobre la honra (VI), diálogo que se divide en tres partes, dedicadas al concepto de honra, a los usos sociales y al debate sobre si es más valiosa la honra ganada por méritos propios que la que procede de los antepasados. La crítica ha considerado Los coloquios satíricos como obra de un moralista en la línea de Erasmo, si bien (dada su fecha de composición) sin el menor asomo de mordacidad y virulencia. Por otra parte, junto a la veta erasmista, cabe destacar su íntima y honda posición cristiana, en la que puede advertirse ya la huella de la Contrarreforma.

El diálogo VII, desligado de la parte restante de la obra, es un coloquio pastoril en el que el pastor Torcato, enamorado de la pastora Belissia, lamenta amargamente el desdén de su amada. Pfandl (que, por otra parte, no supo apreciar la importancia de Los coloquios) define este diálogo como "una extraña mezcla de novela pastoril por el estilo de la Diana, de lamentación amorosa, según el modelo de la Questión de amor, y de sueño alegórico a la manera de la poesía de vicios y virtudes del siglo XV". Y efectivamente el coloquio está resuelto dentro del mundo típico de lamentaciones y desdenes pastoriles, pero se introduce en él un sueño narrado por Torcato en el que la Fortuna, la Muerte, el Tiempo y la Crueldad, con sus respectivos cortejos simbólicos, se presentan al pastor, y Belissia, por orden de la Crueldad, le arranca del pecho el corazón y se burla de su dolor. Igualmente, y dado que Los coloquios aparecieron doce años antes que la Diana de Jorge De Montemayor, debe considerarse a este diálogo la obra pionera del género en España.

Antonio De Torquemada es también autor de Jardín de flores curiosas, sugestiva miscelánea a la manera de Silva de varia lección, de Mexía. Publicada en Salamanca en 1570, versa sobre materias de humanidades, teología, filosofía y geografía, con otras cosas curiosas y apacibles. Tuvo gran boga en el siglo XVI, siendo prohibida en el XVII y XVIII, y mereciendo ser traducida al francés y al italiano. Torquemada alcanzó asimismo un notable reconocimiento con la Historia del invencible caballero don Olivante de Laura, príncipe de Macedonia (1564), novela de caballerías duramente criticada por Miguel de Cervantes, quien, por boca del cura, la condenó al fuego en el episodio del escrutinio de la biblioteca del ingenioso hidalgo, en el capítulo VI de la primera parte de Don Quijote de la Mancha.

Colabora para ampliar la biografía de Antonio de Torquemada

¿Qué piensas de la vida de Antonio de Torquemada? ¿Has encontrado todo aquello que esperabas hallar?

Evidentemente conocer en profundidad a Antonio de Torquemada es algo que se reserva a pocas personas, y que intentar reconstruir quién y cómo fue la vida de Antonio de Torquemada es una especie de puzzleque probablemente logremos rehacer si colaboramos todos en conjunto.

Por eso, si eres del tipo de personas que confían en que de forma cooperativa existen posibilidades de elaborar algo mejor, y posees información con respecto a la biografía de Antonio de Torquemada, o sobre algún matiz de su persona u creación que no hayamos observado en esta biografía, te solicitamos que nos lo hagas llegar.

Los matices y las sutilezas que ocupan nuestras vidas son decididamente imprescindibles, ya que destacan la singularidad, y en la ocasión de la vida de un ser como Antonio de Torquemada, que detentó su significación en una época determinada, es fundamental intentar mostrar un aspecto de su persona, vida y personalidad lo más rigurosa posible.

contacta con nosotros para relatarnos qué conoces acerca de Antonio de Torquemada. Estaremos encantados de completar esta biografía con más información.