Biografía de Ana Pauker

Ya sea inspirando a otros seres humanos o formando parte de la acción. Ana Pauker es uno de esos sujetos cuya vida, indudablemente, merece nuestro interés debido al nivel de influencia que tuvo en la historia. Conocer la vida de Ana Pauker es conocer más acerca de época determinada de la historia de la humanidad.

Si has llegado hasta aquí es porque tienes consciencia de la trascendencia que atesoró Ana Pauker en la historia. La forma en que vivió y las cosas que hizo mientras permaneció en la tierra fue determinante no sólo para las personas que conocieron a Ana Pauker, sino que tal vez produjo una señal mucho más profunda de lo que podamos figurar en la vida de personas que tal vez nunca conocieron ni conocerán ya nunca a Ana Pauker personalmente. Ana Pauker ha sido un ser humano que, por algún motivo, merece no ser olvidado, y que para bien o para mal, su nombre nunca debe borrarse de la historia.

Apreciar las luces y las sombras de las personas destacadas como Ana Pauker, personas que hacen girar y evolucionar al mundo, es una cosa fundamental para que seamos capaces de apreciar no sólo la vida de Ana Pauker, sino la de toda aquellas gentes que fueron inspiradas por Ana Pauker, personas a quienes de de una forma u otra Ana Pauker influenció, y ciertamente, comprender y entender cómo fue el hecho de vivir en el momento de la historia y la sociedad en la que vivió Ana Pauker.

Vida y Biografía de Ana Pauker

(Ana Rabinsohn, también conocida como Ana la Roja; Codaesti, 1893 - Bucarest, 1960) Política rumana, miembro fundacional del Partido Comunista rumano y una de las más destacadas figuras del régimen comunista que se estableció en el país tras la Segunda Guerra Mundial.

Nacida en el seno de una familia judía, era hija de un rabino de una pequeña comunidad moldava. Una vez finalizados sus estudios secundarios comenzó a trabajar como profesora en una escuela judía de educación primaria de Bucarest, en la que permaneció durante la Primera Guerra Mundial. Inició su carrera política en 1915, cuando se afilió al Partido Social Demócrata. Pronto se mostró como una activa revolucionaria, lo que provocó su enfrentamiento con la dirección del partido, que Pauker consideraba excesivamente moderada. En 1917-18 participó en varios movimientos revolucionarios inspirados en la revolución que había tenido lugar en Rusia. Al finalizar al guerra se trasladó a Zurich para emprender estudios de medicina.

En 1920 contrajo matrimonio con uno de sus compañeros de lucha política, Marcel Pauker, a quien había conocido durante su estancia en Suiza. En 1921 abandonó el partido, y junto a su esposo y otros revolucionarios participó en la fundación del Partido Comunista de Rumanía. En 1922 fue elegida miembro del Comité Central del partido comunista, y pronto se convirtió en una heroína nacional. Tras ser arrestada en 1925, logró escaparse y se estableció en Moscú como exiliada política; desde 1928 a 1931 estuvo matriculada en la Escuela Internacional Leninista y más tarde trabajó en el Comité Ejecutivo de la Internacional Comunista (Komintern) y en la Agencia Comercial Soviética. Tras una breve estancia en los Estados Unidos, regresó a Rumanía en 1935 y participó en la purga contra los dirigentes trotskistas.

El motivo de su regreso fue una huelga de ferroviarios que Ana Pauker quiso convertir en el detonante de la sublevación de todos los trabajadores industriales. A su llegada organizó la resistencia contra el gobierno de Karol II, pero fue detenida pocos meses después por las autoridades rumanas. Un año más tarde fue acusada de traición y condenada a diez años de cárcel. En 1941 fue canjeada por el gobierno rumano a cambio de dos políticos rumanos que se encontraban prisioneros en la Unión Soviética.

Pauker se convirtió en líder indiscutible de los miembros del Partido Comunista exiliados en la Unión Soviética y en una de las personalidades más destacadas en el seno de la Internacional Comunista (Komintern); su firma fue una de las que aparecía en el documento en el que se establecía la disolución del Komintern. Después de obtener la nacionalidad soviética, se encargó de coordinar la labor propagandista radiofónica que se lanzaba hacia Rumanía durante la Segunda Guerra Mundial.

Ana Pauker también se ocupó de organizar a los prisioneros rumanos que se incorporaron al Ejército Rojo, en el que Pauker poseía el grado de mayor; organizó las tropas que participaron en los frentes de Transilvania, Hungría y Checoslovaquia. Posteriormente se unieron a la lucha las propias tropas rumanas, tras la ruptura de la alianza de Rumanía y Alemania el 23 de agosto de 1944. Regresó a Rumanía en septiembre de 1944 para acompañar el avance de las tropas del Ejército Rojo e intervino como enlace entre el Partido Comunista de Rumanía y las tropas de ocupación.

Junto a Gheorghiu-Dej y Vasile Luca, emprendió la reconstrucción del partido en el país y formó la dirección colectiva de la formación. Fue elegida miembro del Politburó y del Presidium de la Asamblea Nacional. Poco después fue designada secretaria del Comité Central del Partido Comunista. Representó a su país en las sesiones que finalizaron en 1947 con la formación del Kominform. Sus acciones fueron fundamentales para que se produjera la abdicación del rey Miguel I y para el establecimiento de la República de Rumanía.

Cuando los comunistas se hicieron con el poder en 1947, Pauker se convirtió en uno de los personajes sobresalientes del nuevo régimen. Fue nombrada ministro de Asuntos Exteriores, cargo en el que sustituyó a Tatarescu, con lo que se convirtió en la primera mujer en el mundo en ocupar dicho puesto. Se hizo famosa entre la diplomacia internacional por sus enardecidos alegatos comunistas y sus continuos y duros ataques a los países capitalistas.

Puso especial atención en la privatización de las tierras de los propietarios burgueses y en la creación de un sistema agrario estatal. También puso un gran empeño en proteger de las purgas políticas a los veteranos rumanos que habían luchado en la Guerra Civil Española; desde 1949 compatibilizó la cartera de Exteriores con el cargo de viceprimer ministro. Permaneció al frente del ministerio hasta que fue depuesta el 4 de julio de 1952, acusada de desviacionismo y expulsada de todos los cargos directivos del partido comunista.

Las acusaciones se centraban en su política de agricultura: desatender la creación y el mantenimiento de granjas colectivas, tolerar la existencia de gulags y malversar fondos públicos. La diplomacia occidental atribuyó su purga a la campaña antisionista lanzada por Stalin y a la lucha por el poder existente en el seno del Partido Comunista entre los partidarios de Moscú, liderados por Vasile Luca, y el ala nacionalista, liderada por Gheorghe Gheorghiu-Dej.

En marzo de 1953 fue detenida e interrogada; en el transcurso de uno de estos interrogatorios recibió la noticia de la muerte de Stalin, a quien Pauker idolatraba. Condenada a arresto domiciliario, pasó los últimos años de su vida en el anonimato, encerrada en un humilde apartamento de Bucarest, donde vivía con su hija Tatiana y su yerno, Gheorghe Bratescu. Se ganaba la vida con la traducción de textos franceses y alemanes para la editorial del Partido Comunista. En junio del año 1960, el periódico inglés Daily Express y la Agencia Reuter difundieron la noticia de su muerte a causa de un cáncer, pero las autoridades rumanas no confirmaron su fallecimiento.

Colabora para ampliar la biografía de Ana Pauker

¿Qué opinas de la existencia de Ana Pauker? ¿ Has hallado la información que esperabas encontrar?

Es cierto que conocer en profundidad a Ana Pauker es algo que está reservado a un grupo limitado de personas, y que tratar de reconstruir quién fue y cómo fue la vida de Ana Pauker es una suerte de enigmaque posiblemente consigamos reconstruir si colaboramos todos a la vez.

Por eso, si eres de aquellos que confían en que de modo colaborativo se puede hacer algo mejor, y detentas información con respecto a la vida de Ana Pauker, o sobre algún pormenor de su persona u obra que no hayamos contemplado en esta biografía, te pedimos que nos lo hagas llegar.

Las sutilezas y las peculiaridades que ocupan nuestras vidas son decididamente esenciales, ya que marcan la diferencia, y en la ocasión de la vida de alguien como Ana Pauker, que detentó su significación en una época determinada, es indispensable procurar ofrecer una visión de su persona, vida y personalidad lo más precisa posible.

contacta con nosotros para relatarnos qué conocimientos tienes tú sobre Ana Pauker. Estaremos ilusionados de ultimar esta biografía con más información.

Biografías relacionadas