Biografía de Alonso Berruguete

La historia del mundo la narran las mujeres y hombres quea lo largo de los siglos, gracias a su proceder, sus ideas, sus innovaciones o su ingenio; han hecho quela civilización, de una forma u otra,prospere.

Si has llegado hasta aquí es porque sabes de la relevancia que detentó Alonso Berruguete en la historia. El modo en que vivió y las cosas que hizo en el tiempo en que permaneció en este mundo fue decisivo no sólo para quienes conocieron a Alonso Berruguete, sino que a lo mejor produjo una señal mucho más honda de lo que podamosconcebir en la vida de gente que tal vez jamás conocieron ni conocerán ya jamás a Alonso Berruguete personalmente.Alonso Berruguete ha sido una de esas personas que, por alguna razón, merece no ser olvidado, y que para bien o para mal, su nombre nunca debe borrarse de la historia.

Las biografías y las vidas de personas que, como Alonso Berruguete, atraen nuestra curiosidad, tienen que servirnos en todo momento como punto de referencia y reflexión para ofrecer un marco y un contexto a otra sociedad y otra época de la historia que no son las nuestras. Intentar entender la biografía de Alonso Berruguete, porqué Alonso Berruguete vivió del modo en que lo hizo y actuó del modo en que lo hizo a lo largo de su vida, es algo que nos impulsará por un lado a comprender mejor el alma del ser humano, y por el otro, la forma en que avanza, de forma implacable, la historia.

Vida y Biografía de Alonso Berruguete

(Paredes de Nava, España, 1490 - id., h. 1555) Escultor y pintor español. Hijo del pintor Pedro Berruguete, iniciador del Renacimiento pictórico en España, fue seguramente discípulo de su padre antes de trasladarse a Italia en 1504 para completar su formación. No se conocen obras de su período italiano, durante el cual se sabe que estudió sobre todo las creaciones de Miguel Ángel y las obras maestras de la Antigüedad clásica. Su única actividad artística documentada de esta etapa es la finalización de la Coronación de la Virgen de Filippino Lippi.

Se cree que Berruguete llegó a Italia siendo esencialmente un pintor y que regresó a España convertido en un escultor por la enorme influencia que ejercieron en él la escultura de Miguel Ángel y obras clásicas como Laocoonte y sus hijos. Pero su formación italianizante desembocó en un arte singular, de fuerte personalidad, signado por una intensa plasmación de la espiritualidad y por la traducción en patético de cualquier sentimiento.

Retornó a España hacia el año 1518 y poco después fue nombrado pintor de la corte de Carlos V, pese a lo cual trabajó principalmente como escultor. Valladolid y Toledo fueron sus dos centros de actividad. En la primera de estas dos ciudades realizó el retablo del monasterio de San Benito. En la segunda esculpió la sillería alta del coro de la catedral, dos obras maestras que permiten considerar a Berruguete el principal escultor español del siglo XVI y una de las grandes figuras de la escultórica hispánica de todos los tiempos.

En el grandioso retablo de San Benito, realizado entre 1528 y 1532, el estilo más peculiar de Berruguete se presenta ya en toda su plenitud. Sus figuras recuerdan las de Miguel Ángel por la musculatura poderosa y la fuerza emocional, pero se acercan, anticipándolas, a las de El Greco en cuanto a estilización y expresionismo. Por todas estas características se considera a este artista el introductor del manierismo en España. Del retablo de San Benito, el grupo más valorado es el Sacrificio de Isaac, en el que alcanza su cima el trazo nervioso típico del artícife, que modela con cierto frenesí los cabellos, los ropajes y las carnes. También son muy conocidos el San Jerónimo y el San Sebastián, dotados de gran patetismo, con un realismo triste en los rostros y los gestos.

Por la importancia de su actividad en la ciudad de Valladolid a partir de 1517 y hasta su traslado a Toledo, se considera a Berruguete el fundador de la escuela vallisoletana de escultura, uno de los principales focos del arte español del Renacimiento y el Barroco. Su trayectoria artística culminó con la sillería alta del coro de la catedral de Toledo, que ocupó los últimos años de su actividad. En cada sitial del coro, el autor talló una figura en altorrelieve con la expresividad y la fuerza dramática que le son características: todo un repertorio de personajes bíblicos en las actitudes más diversas, fruto, en cada caso, de un detallado estudio psicológico. Esta obra magistral culmina en el grupo de la Transfiguración, labrado en alabastro por encima del sitial central y que compendia en sí todas las cualidades artísticas de este escultor único.

Colabora para ampliar la biografía de Alonso Berruguete

¿Qué te ha parecido la biografía de Alonso Berruguete? ¿Hallaste toda aquella información que pensabas que ibas a hallar?

Obviamente conocer en profundidad a Alonso Berruguete es algo que se reserva a un grupo limitado de personas, y que tratar de reconstruir quién y cómo fue la vida de Alonso Berruguete es una suerte de enigmaque con bastante probabilidad alcancemos a reconstruir si contribuimos todos a la vez.

Por ese motivo, si eres de las personas que creen en que de forma colaborativa existen posibilidades de crear algo mejor, y tienes información acerca de la vida de Alonso Berruguete, o acerca de algún peculiaridad de su persona u creación que no se contemple en esta biografía, te pedimos que nos lo envíes.

Las sutilezas y las peculiaridades que llenan nuestras vidas son siempre determinantes, ya que marcan la diferencia, y en el caso de la vida de alguien como Alonso Berruguete, que poseyó su trascendencia en una época determinada, es imprescindible intentar mostrar un panorama de su persona, vida y personalidad lo más precisa posible.

Sin dudarlo, contacta con nosotros para relatarnos qué conocimientos posees con respecto a Alonso Berruguete. Estaremos complacidos de completar esta biografía con más información.

Biografías relacionadas