Biografía de Alfred Neumann

La historia universal está contada por las mujeres y hombres queen el paso de los años, gracias a su proceder, sus ideas, sus innovaciones o su ingenio; han hecho quela civilización, de una forma u otra,avance.

Ya sea inspirando a otros o formando parte de la acción. Alfred Neumann es uno de esos seres humanos cuya vida, en efecto, merece nuestro interés por el nivel de influencia que tuvo en la historia.Comprender la vida de Alfred Neumann es comprender más acerca de época determinada de la historia de la humanidad.

Apreciar lo bueno y lo malo de las personas significativas como Alfred Neumann, personas que hacen rodar y cambiar al mundo, es una cosa sustancial para que seamos capaces de apreciar no sólo la existencia de Alfred Neumann, sino la de toda aquellas gentes que fueron inspiradas por Alfred Neumann, aquellas personas a quienes de un modo u otro Alfred Neumann influyó, y por supuesto, conocer y descifrar cómo fue vivir en la época y la sociedad en la que vivió Alfred Neumann.

Vida y Biografía de Alfred Neumann

(Lautenburgo, 1895 - Lugano, 1952) Escritor alemán, autor de apreciadas novelas históricas que conjugan el retrato psicológico y la tensión dramática.

Pasó su juventud en Berlín, entró como lector en la casa editora Georg Müller de Munich y, de 1918 a 1920, fue "Dramaturg" (director literario) de los Kammerspiele de aquella ciudad. Vivió después como escritor libre, haciendo frecuentes estancias en Fiésole, donde se estableció definitivamente en 1933, obligado a abandonar Alemania a causa del advenimiento del régimen nacional-socialista. En 1938 marchó a Francia y de allí, en 1941, pasó a Los Ángeles y a Beverly Hills en California.

Alfred Neumann pasó de cultivar una lírica en la que se pueden hallar huellas y vínculos con el movimiento expresionista (Cantos de la sonrisa y de la necesidad, 1917; Nuevas Poesías, 1920) al género narrativo, que le proporcionó notable fama internacional. Después de la novela de ambiente italiano Hermanos Brüder (1924), su primer gran éxito fue El patriota (1925), retrato del zar Pablo I de Rusia, loco y esclavo del poder, que acaba siendo muerto por amor a la patria por su mismo favorito, el cual se mata a su vez. Trasladada al teatro por el propio Neumann, fue representada a menudo, y luego pasó al cine.

Su obra maestra es El diablo (1926), retrato de Luis Xi de Francia y de su confidente, un barbero de Gante. Sobre un fondo histórico, con un lenguaje musical y dinámico, Alfred Neumann crea, encuadrándolos en una acción densa de tensión dramática, personajes fuertemente pasionales, en los que se reconocen tipos de hombres contradictorios y problemáticos. La caracterización psicológica de los impulsos y de las tendencias racionales que empujan al hombre por la ruta de los acontecimientos y le hacen perecer se encuentra estrechamente unida al juego de la intriga política.

Las novelas Rebeldes (1927) y Guerra (1928) describen las batallas del "Risorgimento" italiano contra Austria en la primera mitad del siglo XIX. En El héroe (1930) trató el tema entonces de actualidad del delito político; El espejo de los locos (1932) describe con agradable vena humorística la vida del tosco y bonachón duque Enrique Ii de Liegnitz, siempre embriagado y presa siempre de dificultades económicas.

La trilogía El nuevo César (1934), El imperio (1936) y Los amigos del pueblo (1941) relata la vida de Napoleón Iii, la historia de su imperio entre burguesía, dictadura y revolución, dándonos así una especie de "tragedia del siglo XIX". Las novelas posteriores se refieren a acontecimientos contemporáneos del autor: La fuente de oro (1938), Eran seis (1944) y El pacto (1950). Eran seis es la historia novelada de la sublevación que algunos estudiantes de Munich (los hermanos Scholl, el profesor Huber) habían organizado contra el nacionalsocialismo, y de su trágico final.

Uno de los motivos fundamentales de la narrativa de Alfred Neumann es el problema del poder y de la dictadura, en sus reflejos no sólo políticos sino también espirituales. Representa de esta manera la historia en la psicología de los sentimientos individuales llevados a la exasperación. Junto al ya citado El patriota, entre los dramas de Neumann destacan Máscara real (1928), Zapato de mujer (1929), Casa Daniel (1931) y Abel (1948). Sus obras teatrales ofrecen una estructura clara, una acción tensa y una técnica del diálogo muy experta; no en vano había estudiado en su juventud a Molière, Lamartine, A. de Musset y a los líricos franceses.

Colabora para ampliar la biografía de Alfred Neumann

¿Qué piensas de la crónica de la vida de Alfred Neumann? ¿Hallaste toda aquella información que pensabas que ibas a hallar?

Está claro que conocer en profundidad a Alfred Neumann es algo que se reserva a pocas personas, y que intentar reconstruir quién fue y cómo fue la vida de Alfred Neumann es una especie de rompecabezasque a lo mejor lleguemos a rehacer si cooperamos todos en conjunto.

Debido a esto, si eres de las personas que confían en que de forma colaborativa existen posibilidades de crear algo mejor, y tienes información con respecto a la vida de Alfred Neumann, o acerca de algún detalle de su personalidad u creación que no se observe en esta biografía, te pedimos que nos lo hagas llegar.

Las sutilezas y las peculiaridades que llenan nuestras vidas son siempre esenciales, ya que destacan la singularidad, y en la ocasión de la vida de un ser como Alfred Neumann, que tuvo su relevancia en una época concreta, es fundamental intentar brindar una visión de su persona, vida y personalidad lo más exacta posible.

Sin dudarlo, contacta con nosotros para referirnos qué conocimientos posees en relación con Alfred Neumann. Estaremos complacidos de perfilar esta biografía con más información.