Biografía de Alfred Kroeber

Ya sea inspirando a otros seres humanos o tomando parte de la acción. Alfred Kroeber es uno de esos sujetos cuya vida, en verdad, merece nuestra consideración debido al grado de influencia que tuvo en la historia.Conocer la vida de Alfred Kroeber es conocer más sobre periodo preciso de la historia de la humanidad.

Si has llegado hasta aquí es porque sabes de la trascendencia que atesoró Alfred Kroeber en la historia. Cómo vivió y aquello que hizo durante el tiempo que permaneció en la tierra fue determinante no sólo para quienes conocieron a Alfred Kroeber, sino que a caso produjo una señal mucho más honda de lo que podamosimaginar en la vida de gente que tal vez nunca conocieron ni conocerán ya nunca a Alfred Kroeber personalmente.Alfred Kroeber fue una de esas personas que, por alguna causa, merece ser recordado, y que para bien o para mal, su nombre nunca debe borrarse de la historia.

Las biografías y las vidas de personas que, como Alfred Kroeber, atraen nuestro interés, tienen que servirnos siempre como referencia y reflexión para conferir un marco y un contexto a otra sociedad y otra época de la historia que no son las nuestras. Intentar entender la biografía de Alfred Kroeber, porqué Alfred Kroeber vivió como lo hizo y actuó de la forma en que lo hizo a lo largo de su vida, es algo que nos ayudará por un lado a comprender mejor el alma del ser humano, y por el otro, el modo en que se mueve, de forma inexorable, la historia.

Vida y Biografía de Alfred Kroeber

(Hoboken, 1876 - París, 1960) Antropólogo estadounidense. Tras estudiar Lengua y Literatura inglesa en la Columbia University de Nueva York, trabajo allí como ayudante (1897-1899) y asistió a los seminarios sobre Lingüística impartidos por Franz Boas, quien acababa de fundar el Departamento de Antropología en dicha universidad. Ello supuso el primer contacto de Alfred Kroeber con la disciplina, en la que se introdujo formalmente a través de la recopilación de cuentos populares de los esquimales.

En 1901 se convirtió en Doctor en Antropología (el primero concedido por la Columbia University y el segundo otorgado en Estados Unidos), con una tesis sobre el simbolismo de los motivos ornamentales de los indios arapahoes de Montana; ese mismo año, por encargo de Boas, fundó el Departamento de Antropología de la Universidad de California en Berkeley. A él se debe asimismo la creación de uno de los primeros museos etnológicos universitarios, que se instaló inicialmente en San Francisco y pasó luego a Berkeley.

Permaneció como profesor en Berkeley hasta su jubilación en 1947, ocupando luego diversos cargos como profesor visitante en las universidades de Columbia, Yale, Chicago, Brandeis y Harvard. Su fallecimiento en París se produjo cuando regresaba de Burg Wartenstein, en Austria, donde había presidido un encuentro internacional sobre el campo de aplicación de la antropología.

Sus trabajos etnográficos más importantes fueron los relativos a los indios californianos, cuyo estudio promovió de manera decisiva, publicando un monumental Manual de los indios de California (1925), con más de 1.000 páginas llenas de datos, muchos de ellos inéditos hasta entonces. Dos años antes había aparecido su libro más influyente, Antropología (1923), el primer libro de texto para la enseñanza de la antropología, del que Alfred Kroeber publicó una nueva edición revisada en 1948, con el título de Antropología: raza, lenguage, cultura, psicología, prehistoria.

Fueron también notables sus contribuciones a la arqueología, campo en el que su primer trabajo importante (1916) consistió en la seriación de los yacimientos próximos a Zuñi, Nuevo México, a partir de los hallazgos de restos de cerámica y utilizando un enfoque estadístico. Posteriormente, realizó estudios arqueológicos de mayor envergadura en México (1924, 1930) y en Perú (1925, 1926, 1942), resultado de los cuales fue, en especial, su obra La arqueología peruana en 1942 (1944).

En el campo de la lingüística se interesó principalmente por las relaciones históricas entre las lenguas; sus investigaciones sobre las lenguas de los indios californianos, algunas de las cuales se iniciaron ya en 1900, constituyeron el tema de una obra póstuma titulada Informe sobre el dialecto yokuts (1963). Se ocupó de la naturaleza de la cultura como característica humana universal, preocupándose por la distribución de los rasgos culturales y tratando de identificar unidades culturales básicas para su estudio.

Otras de sus obras más destacadas son Configuraciones del desarrollo de la cultura (1945); La naturaleza de la cultura (1952), recopilación de ensayos ya publicados sobre temas como la teoría de la cultura, el parentesco o el psicoanálisis; y La cultura: un análisis crítico de conceptos y definiciones (1952), escrito en colaboración con Clyde Kluckhohn.

Colabora para ampliar la biografía de Alfred Kroeber

¿Qué opinas de la crónica de la vida de Alfred Kroeber? ¿Has encontrado toda aquella información que esperabas hallar?

Indudablemente descubrir en lo más recóndito a Alfred Kroeber es algo que está reservado a pocas personas, y que pretender reconstruir quién fue y cómo fue la vida de Alfred Kroeber es una especie de puzzleque posiblemente alcancemos a rehacer si colaboramos conjuntamente.

Debido a esto, si eres del tipo de personas que confían en que de forma colaborativa existen posibilidades de crear algo mejor, y detentas información en relación con la vida de Alfred Kroeber, o acerca de algún pormenor de su persona u obra que no se observe en esta biografía, te pedimos que nos lo envíes.

Los matices y las sutilezas que ocupan nuestras vidas son decididamente importantes, ya que marcan la diferencia, y en el tema de la vida de una persona como Alfred Kroeber, que poseyó su significación en un momento histórico concreto, es fundamental intentar brindar un panorama de su persona, vida y personalidad lo más rigurosa posible.

contacta con nosotros para referirnos qué sabes en relación con Alfred Kroeber. Estaremos encantados de perfilar esta biografía con más información.

Biografías relacionadas