Biografía de Alfred Binet

La historia de la civilización la escriben aquellos hombres y mujeres quea lo largo de los siglos, gracias a su proceder, sus ideas, sus innovaciones o su ingenio; han hecho quela sociedad, de una forma u otra,prospere.

Ya sea inspirando a otros o siendo una pieza esencial de la acción. Alfred Binet es una de esas personas cuya vida, realmente, merece nuestra atención debido al nivel de influencia que tuvo en la historia.Comprender la existencia de Alfred Binet es conocer más sobre un periodo concreto de la historia de la humanidad.

Comprender lo bueno y lo malo de las personas significativas como Alfred Binet, personas que hacen rotar y transformarse al mundo, es una cosa sustancial para que podamos apreciar no sólo la vida de Alfred Binet, sino la de todos aquellos y aquellas que fueron inspiradas por Alfred Binet, gentes a quienes de de una forma u otra Alfred Binet influenció, y indudablemente, conocer y descifrar cómo fue el hecho de vivir en el momento de la historia y la sociedad en la que vivió Alfred Binet.

Las biografías y las vidas de personas que, como Alfred Binet, atraen nuestro interés, tienen que ayudarnos en todo momento como referencia y reflexión para ofrendar un marco y un contexto a otra sociedad y otra etapa de la historia que no son las nuestras. Intentar entender la biografía de Alfred Binet, porqué Alfred Binet vivió como lo hizo y actuó de la forma en que lo hizo en su vida, es algo que nos ayudará por un lado a vislumbrar mejor el alma del ser humano, y por el otro, la manera en que avanza, de forma inexorable, la historia.

Vida y Biografía de Alfred Binet

(Niza, 1857 - París, 1911) Pedagogo y psicólogo francés cuyos trabajos, centrados en el diseño de una escala de medida de la inteligencia, impulsaron la psicología experimental y la convirtieron en un instrumento fundamental para el desarrollo educativo. Inició estudios de derecho, pero atraído por los trabajos sobre la hipnosis de su compatriota Jean-Martin Charcot, abandonó la carrera de leyes y se dedicó por entero, a partir de 1878, a los estudios médico-científicos en el hospital de la Salpetriere de París, donde permaneció hasta 1891. Cuatro años después fue nombrado director del laboratorio de psicofisiología de la Sorbona, cargo que ostentó el resto de su vida. En 1895 fundó L’Année Psychologique, primera revista francesa dedicada a la psicología.

Los intentos del psicólogo inglés Sir Francis Galton por registrar las diferencias individuales mediante pruebas normalizadas llevaron a Alfred Binet a adaptar su sistema a fin de estudiar la psicología de artistas, matemáticos y jugadores de ajedrez eminentes, apoyándose constantemente en pruebas tales como la observación del tipo físico, la caligrafía y otras características. En 1903 publicó El estudio experimental de la inteligencia, estudio comparado sobre las personalidades de sus dos hijas que abrió el camino a la psicología diferencial.

Entre los años 1905 y 1911, en asociación con Théodore Simon, desarrolló unas escalas (llamadas de Binet-Simon) para la medida de la inteligencia de los niños, en las que introdujo el concepto de edad mental; tales escalas fueron la base de todas las pruebas de inteligencia posteriores, y su formulación ejercería considerable influencia en la pedagogía moderna, empezando por Piaget. En La escala métrica de la inteligencia, publicado en 1905 conjuntamente con Théodore Simon por encargo del gobierno francés, Binet presentó una serie de tests de dificultad progresiva, adaptados a la capacidad de respuesta correspondiente a la edad.

El objetivo del gobierno francés era disponer de un mecanismo que permitiese detectar a aquellos niños que no podían seguir el ritmo regular de la escuela. Las pruebas de Binet y Simon eran cuestionarios compuestos de distintas preguntas relacionadas con el razonamiento y la resolución de problemas. Partiendo del supuesto de que la aptitud mental es una capacidad general y unitaria, los autores introdujeron el concepto de "edad mental": todos los niños se desarrollan intelectualmente en la misma dirección, pero no al mismo ritmo; si un niño rinde menos que los de su misma edad, se debe a que su desarrollo mental corresponde todavía al de un niño de menor edad.

Binet y Simon nunca afirmaron que tales diferencias en el rendimiento fuesen debidas a una inferioridad genética, ni creyeron estar midiendo la inteligencia innata. Sospechando la importancia del ambiente en el desarrollo intelectual de los niños, Binet deseaba que el cuestionario se utilizase para mejorar las oportunidades de los más retrasados mediante clases especiales, y no para etiquetarlos o limitar sus oportunidades.

Los resultados del test se expresaron en términos de «coeficiente de inteligencia», que se obtiene al dividir la «edad mental», derivada de los resultados de la prueba, por la edad cronológica del niño multiplicada por cien. En 1908 Binet publicó una revisión del test que modificaba algunos ítems del cuestionario; nuevas revisiones irían sucediéndose en años posteriores. Actualmente el cociente de inteligencia ya no se usa en su forma original, pues así como puede tener cierto sentido que un niño inteligente de ocho años rinda como el niño medio de once, no lo tiene que un adulto inteligente de cincuenta rinda como el adulto medio de sesenta. Seguimos utilizando, por inercia, el término cociente de inteligencia, pero en éste la cifra 100 representa únicamente a la puntuación media de la población de la misma edad, habiéndose abandonado el concepto de edad mental.

Colabora para ampliar la biografía de Alfred Binet

¿Qué te ha parecido la biografía de Alfred Binet? ¿Has podido leer la información que deseabas hallar?

Está claro que conocer en profundidad a Alfred Binet es algo que está reservado a pocas personas, y que intentar reconstruir la persona que fue y el modo en que vivió la vida de Alfred Binet es una especie de puzzleque posiblemente alcancemos a reconstruir si cooperamos conjuntamente.

Por esta razón, si eres del tipo de personas que creen en que cooperando existen posibilidades de elaborar algo mejor, y detentas información en relación con la vida de Alfred Binet, o en relación con algún característica de su personalidad u obra que no hayamos observado en esta biografía, te pedimos que nos lo envíes.

Las sutilezas y las peculiaridades que llenan nuestras vidas son decididamente determinantes, ya que perfilan la diversidad, y en el caso de la vida de un ser como Alfred Binet, que tuvo su importancia en una época concreta, es indispensable intentar ofrecer un aspecto de su persona, vida y personalidad lo más precisa posible.

Sin dudarlo, contacta con nosotros para contarnos qué conocimientos posees acerca de Alfred Binet. Estaremos encantados de perfeccionar esta biografía con más información.

Biografías relacionadas