Biografía de Alberto Urdaneta

Si has llegado hasta aquí es porque eres consciente de la trascendencia que tuvo Alberto Urdaneta en la historia. El modo en que vivió y lo que hizo en el tiempo en que permaneció en el mundo fue determinante no sólo para quienes frecuentaron a Alberto Urdaneta, sino que posiblemente produjo una huella mucho más profunda de lo que podamossospechar en la vida de personas que tal vez jamás conocieron ni conocerán ya jamás a Alberto Urdaneta en persona.Alberto Urdaneta fue una de esas personas que, por alguna razón, merece ser recordado, y que para bien o para mal, su nombre nunca debe borrarse de la historia.

Vida y Biografía de Alberto Urdaneta

(Bogotá, 1845 - 1887) Dibujante y pintor colombiano. Fue una de las personalidades más interesantes del siglo XIX como caricaturista, periodista, escritor, coleccionista de arte, agricultor, militar y catedrático; pero sobre todas estas facetas de su vida, vale la pena destacar su entusiasmo por la cultura, que lo animó a ser un fecundo promotor cultural.

Realizó sus estudios en el Instituto de Cristo, en el Seminario de los Jesuitas y finalmente en la Academia de Mutis. En 1865 viajó a París, donde aprendió los métodos para la agricultura y la ganadería. De regreso al país en 1868, se dio a la tarea de fundar El Agricultor, órgano informativo que le sirvió para iniciarse como periodista. En 1876 se vinculó activamente a la guerrilla de El Mochuelo, movimiento conformado por jóvenes conservadores que luchaban contra el gobierno radical de Aquileo Parra.

Desde su posición revolucionaria, publicó el periódico El Mochuelo (1877), caracterizado por su contenido de abierta crítica al radicalismo, acompañado de mordaces caricaturas que él mismo realizaba. Su primer intento revolucionario consistió en publicar su propio autorretrato, donde apareció como un guerrillero cuyas armas eran el lápiz y la pluma. De pie, con pantalón estrecho, con botas por encima de la rodilla, con espuelas y sombrero de ala ancha, una espada en la cintura y un fusil al hombro. Urdaneta porta en la mano izquierda una pluma de ganso y en la derecha una plumilla a manera de lanza. Por este motivo fue encarcelado, y su padre se vio obligado a negociar su libertad a cambio del exilio obligado.

De nuevo en París, Urdaneta llevó a cabo la fundación de su tercera empresa periodística, la revista literaria ilustrada Los Andes, semanario americano ilustrado. A su regreso a Colombia (1880), Urdaneta se consagró al periodismo literario, histórico e ilustrado. En esta oportunidad se dedicó por completo a la fundación de la Escuela de Grabado en los claustros de San Bartolomé. Sin embargo, su principal empresa fue la fundación del Papel Periódico Ilustrado (1881-1888). En torno a ella reunió a los mejores grabadores y escritores de la época, perfeccionó el sistema de grabado y lo aplicó hasta dar a su Papel Periódico Ilustrado la categoría y el valor de una obra de arte.

El acierto mayor de Urdaneta consistió en mantener su empresa dentro de una línea apolítica, o mejor, dando cabida a todas las tendencias y partidos. Esta estrategia le permitió contar con la colaboración de las personalidades del arte y la literatura. Por esta razón, su periódico fue considerado como un proyecto pacifista en Colombia que se mantuvo durante el siglo XIX.

También se dedicó a otras actividades, tales como la de convocar a un concurso nacional de xilografía sobre temas colombianos; concibió y organizó la Primera Exposición Anual de la Escuela de Bellas Artes de Bogotá (1886). Combinó sus labores docentes y periodísticas con las de militar, cuando fue designado comandante del Estado Mayor del Ejército (1885) y fiscal en la causa contra Ricardo Gaitán Obeso y sus compañeros en la revolución radical. Finalmente, como coleccionista, reunió en su casa una valiosa colección de cuadros, objetos, muebles, documentos y pinturas que actualmente se encuentran en el Museo Nacional de Santafé de Bogotá.

Es autor del libro Centenario de los Comuneros (1881) y Lecciones de perspectiva. Elaboró personalmente La Guía, catálogo donde exhibió 1.200 obras de artistas nacionales y extranjeros, texto considerado como el mayor patrimonio cultural de Santafé de Bogotá. Como dibujante, dejó una producción desigual que contiene desde retratos de las más altas personalidades de la época, hasta ilustraciones para artículos y poesías, personajes típicos, dibujos y pinturas de género histórico, entre las que sobresale su obra Caldas marcha al suplicio (1880).

Colabora para ampliar la biografía de Alberto Urdaneta

¿Qué opinas de la crónica de la vida de Alberto Urdaneta? ¿Has hallado la información que esperabas hallar?

Indudablemente conocer profundamente a Alberto Urdaneta es algo que está reservado a escasas personas, y que pretender reconstruir quién y cómo fue la vida de Alberto Urdaneta es una especie de rompecabezasque con toda probabilidad consigamos rehacer si cooperamos todos a la vez.

Debido a esto, si eres de esas personas que confían en que de forma colaborativa se puede elaborar algo mejor, y conservas información en relación con la existencia de Alberto Urdaneta, o acerca de algún matiz de su figura u creación que no hayamos observado en esta biografía, te pedimos que nos lo hagas llegar.

Los matices y las sutilezas que llenan nuestras vidas son en todos los casos importantes, ya que destacan la singularidad, y en el tema de la vida de un ser como Alberto Urdaneta, que poseyó su significación en una época concreta, es imprescindible tratar de ofrecer una visión de su persona, vida y personalidad lo más precisa posible.

contacta con nosotros para relatarnos qué conoces con respecto a Alberto Urdaneta. Estaremos encantados de perfeccionar esta biografía con más información.

Biografías relacionadas