Biografía de Alberto Santos Dumont

Ya sea inspirando a otros o siendo una pieza esencial de la acción. Alberto Santos Dumont es una de esas personas cuya vida, realmente, merece nuestro interés por el nivel de influencia que tuvo en la historia.Comprender la vida de Alberto Santos Dumont es conocer más acerca de una época concreta de la historia del ser humano.

Si has llegado hasta aquí es porque eres sabedor de la importancia que detentó Alberto Santos Dumont en la historia. La forma en que vivió y las cosas que hizo durante el tiempo que estuvo en la tierra fue decisivo no sólo para aquellas personas que conocieron a Alberto Santos Dumont, sino que a lo mejor produjo una huella mucho más vasta de lo que podamosconcebir en la vida de gente que tal vez jamás conocieron ni conocerán ya jamás a Alberto Santos Dumont de forma personal.Alberto Santos Dumont fue uno de esos seres humanos que, por algún motivo, merece no ser olvidado, y que para bien o para mal, su nombre jamás debe borrarse de la historia.

Las biografías y las vidas de personas que, como Alberto Santos Dumont, cautivan nuestro interés, tienen que valernos en todo momento como punto de referencia y reflexión para ofrendar un marco y un contexto a otra sociedad y otra época que no son las nuestras. Hacer un esfuerzo por comprender la biografía de Alberto Santos Dumont, el motivo por qué Alberto Santos Dumont vivió de la forma en que lo hizo y actuó del modo en que lo hizo en su vida, es algo que nos ayudará por un lado a entender mejor el alma del ser humano, y por el otro, la forma en que se mueve, de forma inexorable, la historia.

Vida y Biografía de Alberto Santos Dumont

(Cabangu, 1873 - Guarajuá, 1932) Pionero de la aviación brasileño cuyos logros en el diseño y construcción de dirigibles precedieron a los de Ferdinand Von Zeppelin. Perteneciente a una familia acaudalada, Alberto Santos Dumont fue educado en París, ciudad donde transcurrió casi toda su existencia, y verdadero centro de actividad de las primeras experiencias aéreas. En 1898 realizó su primer intento de ascensión en un globo esférico llamado Brasil, dotado de un pequeño motor de explosión. Con su segundo globo, La Musique, ganó un premio del Aero-Club parisino al efectuar un vuelo de 22 horas a más altura que sus competidores.

Convencido de que la forma esférica no era la adecuada para la navegación aérea a motor, adoptó la forma cuasi-cilíndrica propia de los dirigibles; así construyó el Santos-Dumont nº 1, de 25 m de longitud y con 600 m3 de hidrógeno, con el que realizó dos pruebas el 18 de septiembre de 1898, modelo al que siguió Santos-Dumont nº 2, con una hélice de Aluminio accionada por un pequeño motor de 2,5 CV cuyas vibraciones se reducían fijándolo en largas vigas, y en el que el aeronauta se sentaba sobre un simple sillín de bicicleta. Otros dos modelos, variaciones del anterior menos afortunadas, se construyeron el año siguiente.

Los habitantes de la Ciudad Luz se habituarían pronto a las hazañas, más o menos airosas, de este pionero. En 1901, con su Santos-Dumont nº 5, recorre la distancia que separa su taller en el distrito 15 de la ciudad con la torre Eiffel, pero debe posarse (en realidad la maniobra consiste en aferrarse a duras penas con el bastón a la copa de los árboles según muestran los documentos gráficos) sobre el parque Rotschild debido a un imprevisto viento en contra. Un mes más tarde su dirigible se desinfla sobre un edificio de la capital, y aunque del accidente sólo resulta indemne el motor, sale ileso de forma milagrosa.

Encontrarse al aviador en cualquier calle parisina reparando sus dirigibles se convierte en una escena habitual, y Santos-Dumont acaba convertido en el personaje de moda: su escasa estatura no le impide granjearse los favores de las damas de la alta sociedad, e impone la moda de los cuellos altos de camisa y el sombrero panamá. El 4 de noviembre gana un premio de 100.000 francos que dona íntegramente a los obreros y pobres de París (que suelen ayudarlo en las tareas de reparación) al efectuar un viaje de ida y vuelta alrededor de la torre Eiffel con el Santos-Dumont nº 6. En 1903 anuncia que su dirigible Nº 10 podrá transportar doce pasajeros a un precio en función del peso de cada uno: un franco por kilo.

Poco tiempo más tarde decidió abandonar la construcción de dirigibles y emprendió la carrera de los aeroplanos. Así, con el llamado Nº 14 bis estableció una marca de 220 metros de recorrido a unos seis metros de altura el 12 de noviembre de 1906. El llamado Demoiselle nº 19, construido en 1907, aparato extremadamente liviano fabricado en bambú y seda, logró batir en 1909 la marca de despegue, estableciéndola en 70 metros.

Un año más tarde, al aparecer los primeros síntomas de una esclerosis en placas, decidió dejar de volar. Su carácter se volvió agrio y depresivo. Regresó a su patria el 3 de marzo de 1928, y lo que debía ser una fiesta se convirtió en una espantosa tragedia, pues el hidroavión fletado por el gobierno brasileño, que con el nombre de Santos-Dumont debía efectuar un vuelo de recibimiento sobre el buque en el que arribaba el aviador transportando a diversas personalidades, periodistas y miembros de la intelectualidad, explosionó en vuelo. Santos-Dumont, ya muy enfermo, se desmoronó. Víctima de fuertes depresiones a partir de ese instante, se ahorcó en su residencia de Guaryja a los 59 años de edad.

Colabora para ampliar la biografía de Alberto Santos Dumont

¿Qué opinas de la existencia de Alberto Santos Dumont? ¿Has podido leer la información que deseabas encontrar?

Está claro que conocer en profundidad a Alberto Santos Dumont es algo que está reservado a pocas personas, y que intentar reconstruir la persona que fue y el modo en que vivió la vida de Alberto Santos Dumont es una suerte de enigmaque posiblemente logremos reconstruir si contribuimos todos juntos.

Por esta razón, si eres de esas personas que creen en que de modo colaborativo se puede elaborar algo mejor, y conservas información con respecto a la biografía de Alberto Santos Dumont, o acerca de algún peculiaridad de su figura u creación que no se observe en esta biografía, te solicitamos que nos lo envíes.

Los matices y las sutilezas que llenan nuestras vidas son decididamente fundamentales, ya que marcan la diferencia, y en el caso de la vida de una persona como Alberto Santos Dumont, que poseyó su importancia en un momento concreto de la historia, es imprescindible intentar ofrecer una perspectiva de su persona, vida y personalidad lo más exacta posible.

No lo dudes y contacta con nosotros para contarnos qué sabes acerca de Alberto Santos Dumont. Estaremos muy contentos de ultimar esta biografía con más información.