Biografía de Alberto II de Bélgica

Si has llegado hasta aquí es porque eres sabedor de la relevancia que tuvo Alberto II de Bélgica en la historia. La forma en que vivió y lo que hizo en el tiempo en que estuvo en el mundo fue determinante no sólo para las personas que trataron a Alberto II de Bélgica, sino que posiblemente dejó una huella mucho más honda de lo que podamossospechar en la vida de personas que tal vez nunca conocieron ni conocerán ya nunca a Alberto II de Bélgica de modo personal.Alberto II de Bélgica ha sido un ser humano que, por alguna causa, merece ser recordado, y que para bien o para mal, su nombre nunca debe borrarse de la historia.

Vida y Biografía de Alberto II de Bélgica

(Laeken, 1934) Sexto rey de Bélgica (1993-2013). Tercer y último hijo de Leopoldo Iii y la reina Astrid, Alberto II sucedió en el trono a su hermano, el rey Balduino I, tras su fallecimiento en 1993. Su madre, Astrid de Suecia, murió a consecuencia de un accidente de tráfico en Suiza, el 29 de agosto de 1935, cuando Alberto tenía un año. Durante la Segunda Guerra Mundial, ante la proximidad de los ejércitos alemanes, el rey Leopoldo Iii de Bélgica asumió personalmente el mando de las tropas, mientras sus tres hijos salían del país y se refugiaban durante algún tiempo en España.

Deportado junto al resto de la familia real a Alemania y a Suiza durante la ocupación alemana, Alberto de Bélgica no regresó a su país natal hasta 1950, pese a la liberación de la familia real cinco años antes. Alberto recibió una formación militar, que inició en 1952 en un centro de la marina en Brujas. Posteriormente se embarcó en varias ocasiones en distintos buques de la Armada, y en 1957 fue ascendido al rango de teniente de navío. Con ocasión de su matrimonio, en 1959, ascendió al grado de capitán de fragata, en 1964 al de capitán de navío y más tarde al de comodoro.

Aconsejado por su padre, Alberto se consagró al estudio del desarrollo de los transportes belgas y se interesó particularmente en la navegación y en el desarrollo industrial de los puertos. Desde 1958, cuando tenía 24 años, formó parte del Senado, al que pertenece de derecho (artículo 58 de la Constitución) como miembro de la familia real. En 1962 fue nombrado presidente de la Oficina de Exportación de Bélgica, cargo al que dedicó, antes de ser rey, la mayor parte de sus energías, convirtiéndose en un auténtico embajador de los intereses comerciales belgas en el mundo. Esta actividad le valió el seudónimo de "súper embajador", dadas sus excelentes relaciones con los hombres de negocios y la clase política, ámbitos donde se granjeó una merecida fama de hombre cabal, pragmático y con un gran sentido del humor.

Fueron frecuentes sus apariciones públicas en defensa del medio ambiente y de la protección del patrimonio artístico y cultural de los belgas. Asimismo dirigió el Instituto Nacional para el estudio de la agronomía del antiguo Congo belga y el Comité de Honor de la Exposición Universal de 1958. Antes de su llegada al trono también presidió la Cruz Roja belga y la Caja General de Ahorros y Pensiones, y fue presidente de honor del Comité Olímpico de su país.

Alberto Ii De Bélgica contrajo matrimonio con la princesa italiana Paola Ruffo di Calabria el 2 de julio de 1959, en la Catedral de San Miguel y Santa Gudula, de Bruselas. La pareja se había conocido en Roma en 1958, durante la entronización del papa Juan Xxiii, y tuvo tres hijos: el príncipe Felipe, nacido el 15 de abril de 1960; la princesa Astrid, nacida el 5 de junio de 1962 y casada con un archiduque austríaco en 1984; y el príncipe Laurent, nacido el 19 de octubre de 1963.

Tras el fallecimiento de su hermano mayor, el rey Balduino I, Alberto II asumió la corona de Bélgica el 1 de agosto de 1993, en cumplimiento de la Constitución, que le situaba el primero en la línea sucesoria, al no haber tenido Balduino hijos en su matrimonio con la reina de origen español Fabiola de Bélgica. Alberto decidió hacer uso de sus derechos en contra de la mayoría de los pronósticos, que apostaban por su renuncia en favor de su hijo Felipe, duque de Brabante.

El delicado momento político que atravesaba el país, con una profunda reforma federalista en marcha (iniciada en 1970 con la distribución del territorio en tres regiones y culminada en 1993) y un crecimiento de las tensiones separatistas entre Flandes y Valonia, fue el factor que impulsó a Alberto II a asumir su responsabilidad como heredero directo de la Corona, al considerar que era demasiado pronto para cederla a Felipe, que entonces contaba con 33 años. En 2013, tras veinte años de reinado, abdicó en favor de su hijo Felipe.

Colabora para ampliar la biografía de Alberto II de Bélgica

¿Qué opinas de la vida de Alberto II de Bélgica? ¿Has encontrado la información que suponías que ibas a encontrar?

Es cierto que llegar a comprender a Alberto II de Bélgica es algo que se reserva a escasas personas, y que tratar de reconstruir quién fue y cómo fue la vida de Alberto II de Bélgica es una especie de puzzleque probablemente alcancemos a reconstruir si colaboramos todos a la vez.

Debido a esto, si eres de las personas que creen en que colaborando es posible crear algo mejor, y detentas información en relación con la vida de Alberto II de Bélgica, o acerca de algún característica de su personalidad u creación que no hayamos contemplado en esta biografía, te solicitamos que nos lo hagas llegar.

Las sutilezas y las peculiaridades que llenan nuestras vidas son siempre importantes, ya que perfilan la diversidad, y en el caso de la vida de alguien como Alberto II de Bélgica, que tuvo su relevancia en una época determinada, es vital tratar de ofrecer un panorama de su persona, vida y personalidad lo más exacta posible.

Sin titubeos, contacta con nosotros para contarnos qué conocimientos tienes tú acerca de Alberto II de Bélgica. Estaremos muy contentos de completar esta biografía con más información.