Biografía de Agustín Ibarrola Goicoechea

La historia de la civilización la escriben los hombres y mujeres quea lo largo del tiempo, gracias a su forma de actuar, sus ideales, sus hallazgos o su arte; han ocasionado queel mundo, de una forma u otra,prospere.

Si has llegado hasta aquí es porque eres consciente de la relevancia que detentó Agustín Ibarrola Goicoechea en la historia. El modo en que vivió y aquello que hizo mientras permaneció en el mundo fue decisivo no sólo para quienes trataron a Agustín Ibarrola Goicoechea, sino que tal vez produjo una señal mucho más vasta de lo que logremosimaginar en la vida de personas que tal vez nunca conocieron ni conocerán ya nunca a Agustín Ibarrola Goicoechea de forma personal.Agustín Ibarrola Goicoechea ha sido una de esas personas que, por algún motivo, merece ser recordado, y que para bien o para mal, su nombre jamás debe borrarse de la historia.

Apreciar las luces y las sombras de las personas significativas como Agustín Ibarrola Goicoechea, personas que hacen rotar y transformarse al mundo, es algo sustancial para que seamos capaces de poner en valor no sólo la existencia de Agustín Ibarrola Goicoechea, sino la de todos aquellos y aquellas que fueron inspiradas por Agustín Ibarrola Goicoechea, aquellas personas a quienes de un modo u otro Agustín Ibarrola Goicoechea influyó, y desde luego, conocer y descifrar cómo fue vivir en el momento de la historia y la sociedad en la que vivió Agustín Ibarrola Goicoechea.

Las biografías y las vidas de personas que, como Agustín Ibarrola Goicoechea, atraen nuestra curiosidad, tienen que valernos en todo momento como referencia y reflexión para conferir un marco y un contexto a otra sociedad y otra época de la historia que no son las nuestras. Intentar entender la biografía de Agustín Ibarrola Goicoechea, el motivo por el cual Agustín Ibarrola Goicoechea vivió del modo en que lo hizo y actuó del modo en que lo hizo a lo largo de su vida, es algo que nos ayudará por un lado a entender mejor el alma del ser humano, y por el otro, el modo en que se mueve, de forma inevitable, la historia.

Vida y Biografía de Agustín Ibarrola Goicoechea

(Bilbao, 1930) Pintor español. Comenzó a pintar de forma autodidacta, pero al final de los años cuarenta se trasladó a Madrid, con una beca, y estudió en el taller de Daniel Vázquez Díaz, con quien dio sus primeros pasos en el cubismo.

En 1950, conoció al escultor vasco Jorge de Oteiza, quien influyó notablemente en su producción y su mentalidad artística; con él aprendió la división y análisis del espacio propia del constructivismo y, sobre todo, la mentalidad de creación artística conjunta, donde participaran numerosos artistas y diferentes artes.

En 1956 viajó a París, donde conoció a los artistas españoles residentes en esta ciudad y, poco después, fundó en el café Rond Point el Equipo 57, junto a José Duarte, Ángel Duarte y José Serrano. A través de José Ortega, descubrió el grabado y se integró en el movimiento de "Estampa Popular" del País Vasco.

Los convulsos años 60 le llevan a la participación política y social. En 1962 fue detenido y encarcelado en el penal de Burgos por manifestar ideas próximas a la ideología comunista, hecho que no impidió su participación en huelgas obreras que le llevaron de nuevo a la cárcel en 1967. En ambas ocasiones siguió pintando.

Su obra pictórica desarrolla plásticamente su ideología política y puede ser inscrita dentro de la pintura social, de denuncia del mundo proletario y rural. El estudio sobre los espacios curvos y la relación del negativo y el positivo, desarrollados en el seno del Equipo 57, influyeron en su planteamiento estético posterior. En los últimos años vive recluido en su caserío realizando obras de gran formato, tanto escultóricas como pictóricas, y trabajando en sus intervenciones en la naturaleza en sus Bosques, decoraciones pictóricas realizadas en árboles.

En 1993, algunas de sus obras, ubicadas en el País Vasco, junto a otras de Jorge Oteiza y Jon Iturrarte, sufrieron sucesivos atentados por motivos políticos. En 2000, tras una primera agresión de los propietarios del bosque de Ibarrola, fueron destruidas las cortezas de cien de los árboles, al tiempo que dos fueron talados.

Estas y otras circunstancias hicieron que el artista vasco decidiera abandonar su Euskadi natal y autoexiliarse a Ávila, a la finca Garoza de Bracamonte, cedida por su amigo y experto en arte Alfredo Melgar, en 2005, donde siguió trabajando la piedra y otros materiales con el mismo entusiasmo a la espera de la futura creación de una fundación con edificios-museo que, en el futuro, albergaran el conjunto de su obra.

Colabora para ampliar la biografía de Agustín Ibarrola Goicoechea

¿Qué te ha parecido la existencia de Agustín Ibarrola Goicoechea? ¿Hallaste la información que suponías que ibas a hallar?

Sin duda conocer profundamente a Agustín Ibarrola Goicoechea es algo que está reservado a escasas personas, y que tratar de recomponer la persona que fue y el modo en que vivió la vida de Agustín Ibarrola Goicoechea es una suerte de puzzleque con bastante probabilidad podamos reconstruir si contribuimos todos en conjunto.

Debido a esto, si eres de aquellos que confían en que de modo colaborativo existen posibilidades de elaborar algo mejor, y posees información con respecto a la existencia de Agustín Ibarrola Goicoechea, o sobre algún particularidad de su personalidad u creación que no se observe en esta biografía, te solicitamos que nos lo envíes.

Las sutilezas y las peculiaridades que llenan nuestras vidas son en todos los casos importantes, ya que perfilan la diversidad, y en la ocasión de la vida de alguien como Agustín Ibarrola Goicoechea, que poseyó su significación en una época concreta, es imprescindible procurar mostrar una visión de su persona, vida y personalidad lo más precisa posible.

Sin dudarlo, contacta con nosotros para narrarnos qué sabes tú con respecto a Agustín Ibarrola Goicoechea. Estaremos encantados de completar esta biografía con más información.