Biografía de Adolfo Díaz

La historia del mundo la narran los hombres y mujeres queen el paso de los años, gracias a su proceder, sus ideas, sus innovaciones o su ingenio; han hecho quela sociedad, de un modo u otro,progrese.

Si has llegado hasta aquí es porque tienes conocimiento de la importancia que detentó Adolfo Díaz en la historia. La manera en que vivió y lo que hizo mientras permaneció en el mundo fue decisivo no sólo para aquellas personas que conocieron a Adolfo Díaz, sino que a caso produjo una huella mucho más honda de lo que podamosfigurar en la vida de gente que tal vez jamás conocieron ni conocerán ya jamás a Adolfo Díaz de modo personal.Adolfo Díaz fue una de esas personas que, por alguna razón, merece no ser olvidado, y que para bien o para mal, su nombre nunca debe borrarse de la historia.

Las biografías y las vidas de personas que, como Adolfo Díaz, cautivan nuestra atención, deben servirnos en todo momento como punto de referencia y reflexión para ofrendar un marco y un contexto a otra sociedad y otra época que no son las nuestras. Tratar de entender la biografía de Adolfo Díaz, el motivo por el cual Adolfo Díaz vivió de la forma en que lo hizo y actuó del modo en que lo hizo en su vida, es algo que nos ayudará por un lado a vislumbrar mejor el alma del ser humano, y por el otro, la manera en que avanza, de forma implacable, la historia.

Vida y Biografía de Adolfo Díaz

(Adolfo Díaz Recinos; San José de Costa Rica, 1874 - 1964) Político nicaragüense, presidente de Nicaragua entre 1911 y 1916 y entre 1926 y 1928. Adolfo Díaz era secretario de la compañía minera La Luz y Los Ángeles, una empresa estadounidense con sede en Bluefields. En 1909, cuando se introdujo en la política nicaragüense, los conservadores acababan de derrocar al gobierno liberal del dictador José Santos Zelaya. Díaz apoyó financieramente al líder rebelde Juan Estrada y, después del derrocamiento de Zelaya, Estrada se convirtió en presidente y Adolfo Díaz fue su vicepresidente.

El 8 de mayo de 1911, Juan Estrada renunció a su cargo ante la revuelta guiada por el ministro de la Guerra, Luis Mena. Díaz ocupó el puesto presidencial y muy pronto contó con el apoyo incondicional de los Estados Unidos. Al mes de estar en su cargo firmó un tratado con este país a través del cual permitía al gobierno de Nicaragua la negociación de préstamos con entidades financieras privadas norteamericanas.

Adolfo Díaz deseaba seguridad financiera y política, pero sus negociaciones con Estados Unidos provocaron que perdiera apoyo en su propio país. Luis Mena declaró que Díaz se había vendido, y buscaba apoyos en la Asamblea Nacional. En julio de 1912, Mena derrocó a Díaz, y finalmente los Estados Unidos tuvieron que intervenir militarmente el 4 de agosto de 1912 para mantenerle en el poder.

Fue reelegido presidente en 1926, después del fallido golpe de estado de Chamorro. La asamblea nacional reinstalada le reconoció como presidente y los Estados Unidos apoyaron de nuevo este gobierno. El vicepresidente liberal Juan Bautista Sacasa reclamó el cargo de presidente para él, y con el apoyo de José María Moncada, la administración conservadora se alzó otra vez contra el gobierno. De nuevo los Estados Unidos tuvieron que intervenir; Adolfo Díaz se mantuvo en el poder hasta 1928, tras la guerra civil que resultó por los enfrentamientos. Durante este período cooperó con el gobierno norteamericano con su aportación al desarrollo y entrenamiento de la Guardia Nacional.

Colabora para ampliar la biografía de Adolfo Díaz

¿Qué juicio te merece la biografía de Adolfo Díaz? ¿Hallaste la información que suponías que ibas a encontrar?

Evidentemente descubrir en lo más recóndito a Adolfo Díaz es algo que está reservado a un grupo limitado de personas, y que pretender recomponer la persona que fue y el modo en que vivió la vida de Adolfo Díaz es una suerte de enigmaque a lo mejor podamos reconstruir si colaboramos todos juntos.

Por ese motivo, si eres de esas personas que confían en que de forma cooperativa existen posibilidades de elaborar algo mejor, y conservas información sobre la vida de Adolfo Díaz, o acerca de algún elemento de su persona u obra que no se observe en esta biografía, te pedimos que nos lo envíes.

Las sutilezas y las peculiaridades que ocupan nuestras vidas son en todos los casos imprescindibles, ya que perfilan la diversidad, y en el caso de la vida de un ser como Adolfo Díaz, que poseyó su trascendencia en una época determinada, es indispensable intentar ofrecer una visión de su persona, vida y personalidad lo más rigurosa posible.

Sin titubeos, contacta con nosotros para contarnos qué sabes tú sobre Adolfo Díaz. Estaremos muy contentos de perfilar esta biografía con más información.

Biografías relacionadas