Biografía de Adolfo Bonilla y San Martín

La historia de la civilización está escrita por los hombres y mujeres queen el paso de los años, gracias a su proceder, sus ideas, sus innovaciones o su ingenio; han originado quela civilización, de un modo u otro,prospere.

Ya sea inspirando a otras personas o siendo una pieza esencial de la acción. Adolfo Bonilla y San Martín es una de las personas cuya vida, indudablemente, merece nuestra atención por el nivel de influencia que tuvo en la historia.Comprender la existencia de Adolfo Bonilla y San Martín es comprender más sobre época determinada de la historia del género humano.

Apreciar las luces y las sombras de las personas relevantes como Adolfo Bonilla y San Martín, personas que hacen rodar y cambiar al mundo, es algo fundamental para que podamos valorar no sólo la vida de Adolfo Bonilla y San Martín, sino la de todas aquellas personas que fueron inspiradas por Adolfo Bonilla y San Martín, gentes a quienes de de una forma u otra Adolfo Bonilla y San Martín influenció, y ciertamente, conocer y descifrar cómo fue el hecho de vivir en el momento de la historia y la sociedad en la que vivió Adolfo Bonilla y San Martín.

Las biografías y las vidas de personas que, como Adolfo Bonilla y San Martín, seducen nuestra atención, deben servirnos en todo momento como referencia y reflexión para conferir un marco y un contexto a otra sociedad y otra etapa de la historia que no son las nuestras. Intentar comprender la biografía de Adolfo Bonilla y San Martín, el motivo por el cual Adolfo Bonilla y San Martín vivió como lo hizo y actuó del modo en que lo hizo a lo largo de su vida, es algo que nos ayudará por un lado a conocer mejor el alma del ser humano, y por el otro, el modo en que avanza, de forma inevitable, la historia.

Vida y Biografía de Adolfo Bonilla y San Martín

(Madrid, 1875 - 1926) Profesor universitario y erudito español. Siguió con excepcional brillantez los estudios de Derecho y de Filosofía y Letras en la Universidad Central, materias en las que llegó a alcanzar el título de Doctor. Ganó por oposición la cátedra de Derecho Mercantil en la Universidad de Valencia, que desempeñó hasta 1905; en marzo de ese año, pasó a la Central, de Madrid, para enseñar Historia de la Filosofía.

El único de los discípulos de Menéndez Pelayo que se acercó a las cualidades del maestro fue Adolfo Bonilla y San Martín, que, en algún aspecto, superó al maestro. Por ejemplo, fue más lejos en la gran variedad de su obra, que abarca muy diversos campos del saber, más amplios que los ya por sí amplísimos que tenía don Marcelino. Sus actividades abarcaron los más diversos campos del saber: Filosofía, Derecho, Psicología, Historia, Arte, Literatura, Lingüística, Política; además, fue novelista y poeta, tanto en español como en latín, lengua ésta de la que fue un profundísimo conocedor, lo que le llevó a escribir versos y prólogos de algunas obras.

Bonilla y San Martín perteneció a las Reales Academias de la Lengua, de la Historia y de Ciencias Morales y Políticas. Fue Decano de la Facultad de Filosofía y Letras, cargo que desempeñó hasta su muerte. El 21 de febrero de 1925 se casó con María Luisa Terson de Pelaville y Espinosa. Poco después de contraer matrimonio enfermó de tal gravedad que ya no pudo recuperarse. Murió cuando sólo contaba cincuenta años, en la plenitud de su capacidad creadora, hecho que impidió ofrecernos los frutos de la madurez erudita.

En el terreno de la filosofía dejó importantes aportaciones. Sobresalen sus estudios de los humanistas españoles del Renacimiento, en una serie de monografías que abarcan desde el primer florecer, en la persona de Fernando de Córdoba, hasta Luis Vives. También escribió una Historia de la filosofía española, que quedó incompleta, pues se detuvo en la Edad Media. En esta materia, además, cabe mencionar obras como Luis Vives y la filosofía del Renacimiento (1903); Historia de la filosofía española (1908- 1911, dos volúmenes); Fernando de Córdoba (¿1425- 1486?) y los orígenes del renacimientofilosófico en España (1911).

Colabora para ampliar la biografía de Adolfo Bonilla y San Martín

¿Qué piensas de la vida de Adolfo Bonilla y San Martín? ¿Has podido leer todo aquello que esperabas encontrar?

Sin duda llegar a comprender a Adolfo Bonilla y San Martín es algo que está reservado a un grupo limitado de personas, y que pretender recomponer quién fue y cómo fue la vida de Adolfo Bonilla y San Martín es una especie de rompecabezasque a lo mejor consigamos rehacer si contribuimos conjuntamente.

Debido a esto, si eres de aquellos que confían en que colaborando se puede hacer algo mejor, y detentas información sobre la biografía de Adolfo Bonilla y San Martín, o en relación con algún particularidad de su personalidad u creación que no hayamos contemplado en esta biografía, te pedimos que nos lo envíes.

Las sutilezas y las peculiaridades que ocupan nuestras vidas son en todos los casos importantes, ya que destacan la singularidad, y en la ocasión de la vida de alguien como Adolfo Bonilla y San Martín, que poseyó su trascendencia en una época concreta, es imprescindible procurar mostrar una perspectiva de su persona, vida y personalidad lo más rigurosa posible.

No lo dudes y contacta con nosotros para contarnos qué conocimientos tienes tú acerca de Adolfo Bonilla y San Martín. Estaremos ilusionados de poder completar esta biografía con más información.