Biografía de Adolf Von Menzel

Ya sea inspirando a otras personas o formando parte de la acción. Adolf Von Menzel es uno de esos seres humanos cuya vida, en verdad, merece nuestra consideración por el grado de influencia que tuvo en la historia.Conocer la vida de Adolf Von Menzel es conocer más acerca de una época concreta de la historia de la humanidad.

Si has llegado hasta aquí es porque eres sabedor de la trascendencia que detentó Adolf Von Menzel en la historia. Cómo vivió y lo que hizo durante el tiempo que permaneció en el mundo fue determinante no sólo para las personas que trataron a Adolf Von Menzel, sino que a caso dejó una señal mucho más profunda de lo que podamossospechar en la vida de gente que tal vez nunca conocieron ni conocerán ya jamás a Adolf Von Menzel en persona.Adolf Von Menzel fue una persona que, por algún motivo, merece ser recordado, y que para bien o para mal, su nombre jamás debe borrarse de la historia.

Vida y Biografía de Adolf Von Menzel

(Breslau, 1815 - Berlín, 1905) Pintor alemán. Inició su carrera artística como dibujante e ilustrador. Cuando falleció su padre en 1832, se hizo cargo del taller familiar de litografias que su familia había fundado en Berlín. Su primera producción litográfica consistió en la ilustración del poema de Goethe Künstlers Erdenwallen, publicado con gran éxito y que contenía 11 litografías. A éste siguieron las ilustraciones para la Geschicgte Friedichs des Grosse, de Franz Kugler (1840-42). En ellas mostró su talento, a través de las 400 ilustraciones en las que manifiesta un naturalismo austero y a la vez una fértil imaginación. Fueron realizadas con la técnica de la xilografía, a partir de dibujos previos; mediante este procedimiento consiguió que no perdiesen su vivacidad en el proceso de grabado sobre madera.

Entre 1844 y 1849 realizó 200 grabados en madera para los Werke Friedrichs des Gossen. Otras obras realizadas con esta técnica fueron las ilustraciones para Der Zerbrochene Krug, obra realizada en 1877 para el libro de Kleist, llenas de simbolismo. Menzel manifestó un profundo interés por el estudio de la forma y por el dibujo, como demuestran sus largos trabajos preparatorios para las litografias que le fueron encargadas, que en el caso de el libro de Kleist le ocuparon tres años.

Menzel adquirió una gran importancia como pintor de retratos en la corte de Federico el Grande, actividad que le reportó el mayor reconocimiento social. Si bien la crítica actual juzga esta fase de su obra como demasiado rígida (frente a sus representaciones posteriores plenas de naturalismo), lo cierto es que Menzel creó con ellos la representación popular del monarca fundador del estado prusiano. Sus escenas históricas se encuentran tanto temática como formalmente muy próximas a los cuadros de soldados de Meissonier, artista cuya obra le interesó y admiró más detenidamente a partir de sus viajes a París en 1855, 1867 y 1868.

Paralelamente a esta labor de retratista oficial y cronista de los éxitos militares del soberano, en la producción de Menzel aparecen una serie de paisajes e interiores que, a juicio de la mayoría de historiadores, componen la parte mas importante de su obra. Obras como Construcciones junto al sauce, 1846; El tren de Potsdam a Berlín, 1847; Habitación con balcón, 1845; o La hermana del artista con una vela (1847), pueden considerarse manifiestos previos al Impresionismo.

La actitud de Menzel frente a estas obras fue curiosamente contradictoria, pues si bien su producción fue extensa, las mantuvo ocultas. En ellas, el pintor se libera de la rigidez impuesta por la práctica del retrato y la pintura de historia, y se manifiesta de una manera más libre y fresca, traducido todo ello en una libertad técnica que anticipa las producciones impresionistas posteriores. Aún así, el estilo de estas obras está cercano a posiciones naturalistas extraídas del estudio de la obra de Blechen, Dahl y sobre todo Constable.

A partir de 1860 se interesó por los aspectos cotidianos de la vida moderna. Un ejemplo significativo de esta actitud es su cuadro La acería (1875), pero también se manifiesta en obras como El molino (1875); Cena después del baile (1878), La piazza Erbe, Verona, (1884) o Baile en la corte en el Salón Blanco del palacio Imperial, (1888).

La obra de Adolf Von Menzel tuvo particular influencia en la de otros artistas alemanes de la generación posterior, como el caso de Carl Werner (1808-1904), cuyas acuarelas reflejan las concepciones plásticas de Menzel. También debemos citar a Max Liebermann y Max Slevogt, pero fue Degás el que más se aproximó a su calidad, no sólo en el dibujo, sino también en los efectos pictóricos y en su tratamiento naturalista de la figura.

Colabora para ampliar la biografía de Adolf Von Menzel

¿Qué juicio te merece la biografía de Adolf Von Menzel? ¿Hallaste todo aquello que suponías que ibas a encontrar?

Obviamente conocer en profundidad a Adolf Von Menzel es algo que se reserva a muy pocas personas, y que tratar de reconstruir la persona que fue y el modo en que vivió la vida de Adolf Von Menzel es una suerte de enigmaque tal vez lleguemos a reconstruir si cooperamos todos juntos.

A causa de esto, si eres de las personas que creen en que de modo colaborativo es posible elaborar algo mejor, y conservas información sobre la vida de Adolf Von Menzel, o acerca de algún peculiaridad de su persona u obra que no hayamos observado en esta biografía, te pedimos que nos lo hagas llegar.

Las sutilezas y las peculiaridades que llenan nuestras vidas son siempre importantes, ya que destacan la singularidad, y en el caso de la vida de una persona como Adolf Von Menzel, que poseyó su trascendencia en un momento histórico concreto, es imprescindible tratar de ofrecer una perspectiva de su persona, vida y personalidad lo más exacta posible.

contacta con nosotros para narrarnos qué conocimientos posees en relación con Adolf Von Menzel. Estaremos ilusionados de perfilar esta biografía con más información.