Biografía de Abderraman Yussufi

Si has llegado hasta aquí es porque tienes consciencia de la relevancia que atesoró Abderraman Yussufi en la historia. Cómo vivió y las cosas que hizo durante el tiempo que permaneció en el mundo fue decisivo no sólo para aquellas personas que conocieron a Abderraman Yussufi, sino que a lo mejor dejó una huella mucho más vasta de lo que podamosimaginar en la vida de gente que tal vez nunca conocieron ni conocerán ya nunca a Abderraman Yussufi personalmente.Abderraman Yussufi fue uno de esos seres humanos que, por algún motivo, merece no ser olvidado, y que para bien o para mal, su nombre nunca debe borrarse de la historia.

Apreciar lo bueno y lo malo de las personas destacadas como Abderraman Yussufi, personas que hacen rotar y transformarse al mundo, es algo sustancial para que seamos capaces de apreciar no sólo la vida de Abderraman Yussufi, sino la de todas aquellas personas que fueron inspiradas por Abderraman Yussufi, personas a quienes de de una u otra forma Abderraman Yussufi influyó, y ciertamente, comprender y entender cómo fue vivir en el periodo histórico y la sociedad en la que vivió Abderraman Yussufi.

Vida y Biografía de Abderraman Yussufi

(Abderraman Yusufi o Yussufi; Tánger, 1924) Político marroquí. Dirigente de la Unión Socialista de Fuerzas Populares (USFP), ocupó la jefatura del Gobierno de Marruecos desde febrero de 1998 hasta octubre de 2002, bajo los reinados de Hassan II y su hijo Mohamed VI.

Abogado de profesión y militante desde su juventud de la formación nacionalista Istiqlal, entre 1953 y 1956 participó activamente en la organización del Ejército de Liberación Nacional y del movimiento de resistencia contra el colonialismo francés. Una vez proclamada la independencia del reino alauita y confirmado en el trono Muhammad V, líderes políticos del ala más progresista de Istiqlal, entre los que se encontraban Mehdi Ben Barka, Abderrahim Buabid, Abdala Ibrahim y el propio Yussufi, se escindieron del histórico partido nacionalista para constituir en 1959 la Unión Nacional de Fuerzas Populares (UNFP). En el Congreso Constituyente de la nueva formación política, Yussufi fue elegido secretario general y redactor jefe de At Tahrir (La Libertad), el órgano oficial del partido.

Las aspiraciones de aperturismo democrático defendidas desde la UNFP sufrieron un severo revés con la subida al trono de Hassan II en 1961. Las críticas al autoritarismo del régimen y los buenos resultados electorales obtenidos por la formación de Ben Barka en los comicios legislativos de 1963 se interpretaron como una amenaza para los intereses del reino, en los círculos próximos al monarca, y la cúpula directiva de la UNFP fue encarcelada bajo la acusación de conspiración.

Dos años después, Ben Barka encabezó un complot político para derrocar a Hassan II, pero los disturbios fueron severamente reprimidos en las principales ciudades del país y el líder izquierdista tuvo que exiliarse en París, donde desapareció de forma misteriosa. Semanas después, Yussufi viajó a la capital francesa en calidad de abogado, para formar parte del proceso legal abierto tras la desaparición de su jefe de filas.

Más de treinta años después, investigadores franceses y marroquíes revelarían a la opinión pública que el 29 de octubre de 1965, Ben Barka había sido secuestrado y torturado por los servicios secretos marroquíes en una operación dirigida directamente desde el Palacio Real y ejecutada por el entonces ministro de Interior, el todopoderoso general Ufkir. Después, el cadáver fue repatriado de forma clandestina a Rabat, donde fue disuelto en ácido.

Todavía en 1965 y al mismo tiempo que el monarca alauita suspendía temporalmente el Parlamento y la Constitución para asumir plenos poderes ejecutivos y legislativos, el ejército intensificaba la represión y la persecución contra los elementos de oposición al régimen, lo que convirtió el viaje de Yussufi a París en un largo exilio de quince años.

Entretanto, Abdala Ibrahim recogía el testigo de Ben Barka al frente de la UNFP aunque, a comienzos de la década de los setenta, la formación vivió una grave crisis interna que derivó en una nueva escisión, liderada por Abderrahim Buabid y bautizada en 1972 como Unión Socialista de Fuerzas Populares (USFP). Desde entonces y hasta que regresó a Rabat en octubre de 1980, Yussufi fue el representante en el exilio de la renovada oposición socialista marroquí.

A la muerte de Buabid en 1992, fue elegido secretario general de la USFP, formación con la que concurrió a los comicios locales celebrados ese mismo año y a los generales de 1993. Derrotado en ambas citas electorales por la coalición de centro-derecha, presentó su dimisión y abandonó temporalmente el país para regresar, en el verano de 1995, y recuperar el liderazgo del partido socialista. Convencido de que los últimos años de Hassan II en el trono favorecerían la implantación del esperado aperturismo hacia la democratización del país, Yussufi se mostró partidario de la reforma constitucional de 1996 y logró para la USFP el triunfo electoral en las legislativas celebradas en noviembre de 1997.

El 4 de febrero de 1998, el rey le encargó la formación de Gobierno y, en marzo, el nuevo primer ministro encabezó un gabinete de coalición de centro-izquierda, constituido por la USFP, RNI (Reagrupación Nacional Independiente), Istiqlal, MNO (Movimiento Nacional Popular), PPS (Partido de Progreso y Socialismo), FFD (Frente de Fuerzas Democráticas) y PSD (Partido Socialista Democrático). Durante su gestión al frente del Ejecutivo marroquí fue testigo de la muerte del rey Hassan y de la coronación de su heredero Mohamed VI en julio de 1999. Yussufi saludó con optimismo las promesas reformistas del nuevo monarca y el anuncio del apoyo decidido de la Casa Real a su Ejecutivo.

En diciembre de 2000 manifestó su deseo de abandonar la política activa después de organizar en el otoño de 2002 las primeras elecciones legislativas del reinado de Mohamed VI. Celebrados los comicios el 27 de septiembre, la USFP de Yussufi revalidó la mayoría relativa de 1997 y logró sumar 50 escaños a pesar del fuerte avance de los musulmanes moderados del PJD (Partido de la Justicia y el Desarrollo) que se convirtieron, con 42 escaños, en la tercera fuerza política del país. Los nacionalistas de Istiqlal obtuvieron 48 diputados.

Aunque los resultados electorales hacían presagiar la designación de un nuevo primer ministro socialista, el 9 de octubre de 2002 Mohamed VI encargó la formación de Gobierno a Driss Jettu, un tecnócrata sin afiliación política que fue titular de Interior en el Gabinete de Yussufi y ministro de Fiananzas en la década de los noventa. La designación real del nuevo jefe del Ejecutivo fue interpretada como un serio revés para el sistema parlamentario marroquí y encontró severas críticas en las filas de la USFP. Un año después de aquel varapalo, Yussufi anunció su dimisión como secretario general de la USFP y el consiguiente abandono de la actividad política.

Colabora para ampliar la biografía de Abderraman Yussufi

¿Qué piensas de la crónica de la vida de Abderraman Yussufi? ¿Hallaste la información que suponías que ibas a hallar?

Obviamente llegar a comprender a Abderraman Yussufi es algo que está reservado a pocas personas, y que pretender reconstruir quién y cómo fue la vida de Abderraman Yussufi es una suerte de enigmaque con bastante probabilidad alcancemos a reconstruir si colaboramos conjuntamente.

Por eso, si eres del tipo de personas que creen en que cooperando existen posibilidades de elaborar algo mejor, y conservas información con respecto a la vida de Abderraman Yussufi, o acerca de algún faceta de su persona u creación que no hayamos observado en esta biografía, te solicitamos que nos lo hagas llegar.

Las sutilezas y las peculiaridades que llenan nuestras vidas son siempre fundamentales, ya que perfilan la diversidad, y en la ocasión de la vida de un ser como Abderraman Yussufi, que poseyó su trascendencia en un momento concreto de la historia, es imprescindible intentar ofrecer un panorama de su persona, vida y personalidad lo más exacta posible.

No lo dudes y contacta con nosotros para narrarnos qué sabes tú en relación con Abderraman Yussufi. Estaremos complacidos de perfeccionar esta biografía con más información.